Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Entrevistas

Otros futuros: arquitecturas de la diferencia. Conversación con Lesley Lokko

Otros futuros: arquitecturas de la diferencia. Conversación con Lesley Lokko

20 mayo, 2023
por Christian Mendoza | Instagram: christianmendozaclumsy

Lesley Lokko nació en Dundee, Escocia, en 1964. Su padre era un cirujano ghanés y su madre era escocesa. Antes de cumplir un año regresaron a Ghana. Su madre los dejó cuando ella tenía 7 años. A los 17, entró a un internado en Inglaterra. Estudió sociología y luego arquitectura en la Escuela de Arquitectura de Barlett del University College de Londres. En 2007 se doctoró como arquitecta en la Universidad de Londres. Tras enseñar en universidades europeas y de los Estados Unidos, Lokko fue la directora fundadora de la Escuela de Graduados de Arquitectura de la Universidad de Johannesburgo, en Sudáfrica. En junio de 2019 fue nombrada directora de la Escuela de Arquitectura del City College de Nueva York, renunciando al año siguiente para fundar, en Accra, el African Futures Institute. Lesley Lokko es la curadora en jefe de la 18ª Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia, que se inaugura hoy.

El título que ha dado Lokko a esta edición de la Bienal de Venecia es El laboratorio del futuro, donde ese futuro es pensado con visiones si no menos críticas que las que juzgan caduca la potencia de imaginar alternativas en nuestros días, sí más optimista. “Provengo de uno de los continentes más jovenes del planeta, con una población cuya edad promedio sería menor a los 20 años. Eso es un punto de partida muy potente. Si pienso cómo pensaba en el futuro cuando tenía 20, es muy diferente a cómo lo pienso ahora.” Pero no es la edad promedio de la población africana lo único que alienta esa visión optimista de otros futuros posibles, sino su propia labor como educadora: para Lokko “una de las cosas más generosas de la docencia es que tienes que ser un optimista cada vez que entras al salón de clases.”

Lokko enfocó los intereses de esta bienal en dos problemáticas contemporáneas: el pensamiento decolonial y la necesaria descarbonificación de la economía mundial, temas que, a su juicio, no son independientes. En eso también tiene un peso el haber apuntado a la bienal hacia África, con un alto porcentaje de participantes nacidos en ese continente o de ascendencia africana. Pero habla de África “de una manera muy distinta. No África como un constructo histórico fragmentado, sino como un pronóstico de cómo la identidad será en el próximo siglo, lo que es una combinación de muchas cosas.” Pero si bien la bienal habla del futuro y de África, Lokko se rechaza que se le imponga la etiqueta de afrofuturismo. “Espero que esta Bienal no pueda ser descrita tan fácilmente como “una exposición sobre afrofuturismo”, porque no creo que eso le hace justifica.  Para mí, la tentación de etiquetar algo es una indicación de que la persona que ve algo no sabe cómo describir lo que está viendo, aunque ese no es un problema únicamente de quien produce la obra sino también de las audiencias.”

Otra característica de esta bienal, es la idea de presentar una visión expandida de la arquitectura, de otro tipo de prácticas, lo que va desde oficinas de tamaño pequeño —sobre todo en comparación con aquellas con decenas o cientos de trabajadores, como son las de quienes realizan los edificios mostrados muchas veces en acontecimientos internacionales de este tipo—, hasta el trabajo de artistas, investigadores o científicos que reflexionan sobre el entorno construido. “Mi esperanza es que los visitantes a la bienal puedan acercarse a otras preguntas y planteárselas. Porque debo decir que la exhibición no es didáctica. Es un intento de decir algo, pero sin gritarlo.”

Este es un fragmento de la conversación que aparece en el número 104 de la revista Arquine, Futurismos, a la venta a partir del mes de junio.

Artículos del mismo autor

ARTÍCULOS RELACIONADOS