Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Columnas

Editar

Editar

25 agosto, 2013
por Miquel Adrià | Twitter: miqadria | Instagram: miqadria

El pasado jueves presentamos el equipo que dirige los pasos de Arquine. Compartimos ante un buen número de asistentes -entre amigos, colegas y prensa- el nuevo equipo de dirección que da forma y estructura a una trayectoria de más de quince años de entusiasmo e improvisación. Desde el primier número de la revista propuse que Arquine fuera un proyecto hecho de proyectos, si bien entonces lo refería al contenido impreso de las pocas páginas de la publicación trimestral. La diversidad de frentes de los primeros años –concurso, congreso y los primeros libros a cuenta gotas- nos ayudaron a entender que el soporte no era el fin per se, sino la generación de los contenidos. En lo que estos primeros frentes crecían con naturalidad, sin esteroides financeros, surgieron otros cauces que convirtieron a Arquine en una plataforma multimedia enfoncada a la construcción de la cultura arquitectónica y urbana de México, con vocación de ser un referente latinoamericano. Un diagrama de círculos concéntricos de estirpe bauhasiana sintetiza la expansión del campo de acción. Publica: revista y libros; Conecta: Web, redes sociales, Apps; Convoca: Concursos, congresos, Jams;Comunica: TV, Radio; Educa: posgrados y talleres; Impulsa: la creación de áreas para la construcción de una cultura ciudadana.

Tras varios intentos fallidos por adaptarnos a un organigrama empresarial, tuvimos que asumir nuestra condicion de aprendices, de amateurs permanentes, y confeccionar un traje flexible, a la medida pero informal, resistente y con carácter. Y por mucho que hurgamos en el mercado global no fue sino entre poleas y polines de los andamios de Arquine en construcción permanente, de donde surgieron cuatro arquitectos con todo el ADN de la casa: Maui Cittadini, egresada por la Universidad de Buenos Aires y con Master del Laboratorio de Vivienda de la Universidad Politécnica de Cataluña, dirige el área comercial; Isabel Garcés estudió arquitectura en su Medellín natal, cuenta con una Maestría de la UNAM, ha dedicado los últimos diez años a la labor editorial y desde hoy dirige el área de libros. Andrea Griborio estudió en la Facultad de Arquitectura de Maracaibo y dos Masters de Teoría y Crítica en la Universidad Politécnica de Cataluña. Dirigió concursos y congresos de arquitectura desde Acontecimientos Arquitectónicos, en Venezuela. Actualmente es profesora en la Universidad Iberoamericana y dirige el área editorial de los eventos (concurso, congresos, jams) así como el programa la Hora Arquine de radio arquitectura. Y Alejandro Hernández Gálvez es uno de los críticos más destacados del país, coautor del libro 100 arquitectos del siglo XX, profesor en las escuelas de arquitectura de las universidades Anáhuac e Iberoamericana, miembro del Sistema Nacional de Creadores y colaborador permanente de Arquine desde sus orígenes. A partir de ahora es el director de los contenidos editoriales.

Fue Alejandro precisamente, quien dio una plática sobre Editar. A lo largo de poco menos de media hora desmenuzó con agudeza los múltiples significados que encontró en el diccionario de sinónimos de su Mac: deshacer, rehacer, cortar, copiar, pegar, borrar, limpiar todo, duplicar, seleccionar, rastrear cambios, encontrar, corregir, herramientas de escritura y caracteres especiales, dando su propio sentido a cada uno de los términos. Lejos de formular un manifiesto o exponer un programa, destiló inteligencia y propuso ampliar la linea editorial a una zona editorial o a un espacio editorial.

Con este equipo en constante aprendizaje y crecimiento -reforzado a su vez por comunicadores de nueva generación- Arquine aspira construir una cultura holística y responsable alrededor de la arquitectura y la ciudad. El tiempo dirá…

arquine360 2

Artículos del mismo autor

ARTÍCULOS RELACIONADOS