Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Mirador Barranca de San Marcos

Mirador Barranca de San Marcos

Nombre del proyecto

  • Mirador Barranca de San Marcos

Arquitectos

  • Taller de Arquitectura Miguel Montor

Página web

  • miguelmontor.com

Ubicación

  • Tultepec, Estado de México

Fotografía

  • Onnis Luque

Fecha

  • 2022

Proyecto publicado en Arquine No. 102 | Estructuras. Invierno 2022

Este proyecto tuvo dos estrategias. Por un lado, está emplazado en una cañada, lo cual obligó a plantear una intervención a nivel topográfico. Por otro, la topografía debía tener una seguridad operativa: el suelo debía poderse adecuar para que las estructuras pudieran asentarse. A su vez, vislumbramos dos posibilidades de leer las estructuras. Si ya acondicionamos el terreno, todo se trataba, simplemente, de poner unas losas que pudieran asentarse en la topografía para establecer el programa de talleres y vigilancia.

La otra parte importante del proyecto era conectar las calles circundantes para obtener un flujo constante de personas, por lo que intervenimos con escalinatas. No era posible gestionar estructuras independientes al terreno, pensando que es un lugar con nulo mantenimiento. Decidimos que las escaleras estuvieran integradas a la topografía y formaran parte de su adecuación. No queríamos instalar una estructura sólo por hacerlo.

Por esto, le dimos una función: abastecer de agua. Buscamos que la pieza vertical, el faro del proyecto, nos sirviera como una torre de agua pequeña y que, por pura gravedad, suministrara el agua al programa de servicios. Asimismo, no solamente es una pieza que destaca visualmente ya que opera como un mirador. La estructura es una torre de agua, un mirador y un punto de referencia vertical. La misma estructura de la pieza debía implicar su economía. Lo que hicimos fue diseñar un núcleo, la torre de concreto rodeada por una especie de armadura: las escaleras que, a su vez, son su fachada. El concreto permitió anclar la pieza y la armadura proveyó la estabilidad necesaria. Por eso, pudimos generar en poco volumen un elemento alto y estilizado.

Nos parecía lógico que el elemento debía parecer estructural: debía verse no como un edificio a habitar, sino como una pieza que perteneciera al lugar. En la oficina siempre creemos que la estructura debe leerse como tal. Intentamos no colocar piezas de más. Todos los elementos verticales cargan y, simplemente, alargamos las cartelas. Dentro de cada cartela hay una armadura que baja y que es el punto de apoyo que contribuye a la misma cara. Es un elemento eficiente y rígido. Entendemos la estructura como algo habitable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS