Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Obras

Høyt Under Taket, un muro de madera para escalar

Høyt Under Taket, un muro de madera para escalar

Nombre del proyecto

  • Høyt Under Taket

Arquitectos

  • Snøhetta

Página web

  • snohetta.com

Superficie

  • 1.500 m2

Ubicación

  • Skien, Noruega

Fotografía

  • Eirik Evjen

Fecha

  • 2022

Junto al río, en la pequeña ciudad de Skien en Noruega, Snøhetta ha diseñado un rocódromo (instalación preparada específicamente para practicar la escalada con el objeto de evitar el tener que desplazarse a la montaña) de madera laminada.

Høyt Under Taket es un rocódromo de madera de tamaño medio con una superficie total de aproximadamente 1.500 m2 y una altura de construcción de 15 metros, incluida una entreplanta. La ambición es innovar y explorar el uso de la madera en la industria del deporte y cumplir varios objetivos de sostenibilidad, lo que reduce el uso de superficie, garantizando la eficiencia energética.

La madera es un material excelente desde el punto de vista del clima interior y su huella de carbono, y es extremadamente flexible. Básicamente, se puede sujetar cualquier cosa en cualquier lugar, jugar y cambiar las agarraderas de escalada. Una espina central de armazones estructurales de madera conforma el concepto arquitectónico del edificio, y a partir de ella se pueden añadir volúmenes según las distintas necesidades y situaciones.

La idea se basa en la cueva, en estar inmerso en la madera desde las paredes hasta el techo. Como portal a un mundo que, naturalmente, uno quiere explorar más a fondo, la cueva suele proteger de los elementos y ha sido históricamente tanto residencia como lugar de reunión. En la cueva, la distinción tradicional entre techo y pared se difumina. De ahí que la madera se utilice ampliamente en todo el edificio para lograr una ligereza y una sensación de estar rodeado de materiales naturales, imitando la experiencia de subir al interior de una cueva real, incluso tener la sensación de estar en la naturaleza. El hecho de que los materiales respiren también es apropiado en un edificio hecho para el deporte y la actividad. Las grandes superficies acristaladas introducen la luz natural en el edificio, proporcionando una mayor ventilación y una conexión con la naturaleza. Las mismas grandes superficies permiten a los transeúntes echar un vistazo a la actividad que se desarrolla en el interior, convirtiendo el edificio en un atractivo punto de referencia que inspira a la gente a detenerse y explorar.

La elección del material, principalmente madera, reduce la huella de CO2 en comparación con otros métodos de construcción convencionales, y la eficiencia energética de las operaciones aporta beneficios tanto medioambientales como económicos. Construir con madera permite prefabricar una mayor proporción en lugares distintos de la obra. Esto reduce el número y el tamaño de las entregas a la obra, lo que se traduce en menos ruido, mejor accesibilidad y calidad del aire, así como ahorro de combustible. Al ser un material ligero, la madera también es adecuada para cimientos poco profundos, por lo que reduce la necesidad de pilotes. Su bajo peso permite elevar los componentes cerca o por encima de los edificios existentes, lo que simplifica el proceso de construcción.

Y, por supuesto, el centro de escalada facilita la actividad física para todas las edades y es un lugar de encuentro donde niños y adultos se reúnen en torno a una actividad común. Høyt Under Taket, en Skien, también colabora con la organización sin ánimo de lucro Tyrilistiftelsen en la contratación y formación laboral de personas en tratamiento por abuso de sustancias.

ARTÍCULOS RELACIONADOS