Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Casa Cozumel

Casa Cozumel

Nombre del Proyecto

  • Casa Cozumel

Arquitectos

  • Sordo Madaleno Arquitectos

Página web

  • www.sordomadaleno.com

Director de Arquitectura

  • Javier Sordo Madaleno de Haro

Director de Proyecto

  • Andrés Cajiga

Gerente de Diseño

  • Luis Hernández

Equipo de Diseño

  • Daniel López Marino y Gabriela Puente Hurrle

Coordinación de Ingenierías

  • Marcos Hernández Rodríguez

Equipo de Ingeniería

  • Juan Carlos Díaz y Héctor Ruiz

Medios y Marketing

  • Rosalba Rojas, Daniela Cruz, Daniela Rosas

Diseño de Interiores

  • Sordo Madaleno Arquitectos

Directora de Interiores

  • Nadia Borrás

Equipo de Interiores

  • Carmen Cantú

Ingeniería Estructural

  • Jaime Palacios

Ingeniería Eléctrica

  • Fernando Frías

Ingeniería A/C

  • Noe Ibañez

Ingeniería de Sistemas e Instalaciones Especiales

  • Fernando Merino

Ingeniería Hidrosanitaría

  • Pedro Medina

Construcción

  • Constructora NALUM, Roberto Sidoti

Superficie

  • 1,325 m2

Fecha

  • 2017

Ubicación

  • Cozumel, Quintana Roo, México

Fotografía

  • Rafael Gamo

 

En la Isla de Cozumel en Quintana Roo (México), se localiza este proyecto residencial de lujo de 1,325m2 en un predio de 5,200m2 con abundante vegetación local y 38 metros de frente de playa, originando excelentes vistas hacía el mar del Caribe mexicano. El proyecto se basa en la idea rectora de respetar íntegramente el sitio y su vegetación existente, resultando en un diseño que re eja una clara unidad entre el lenguaje contemporáneo y la naturaleza. La topografía accidentada del terreno tiene una importante depresión natural en su centro.

Por ello, la residencia se sobrepone a dicha depresión permitiendo que la vegetación suceda por debajo del proyecto y se integre de manera orgánica a los espacios habitables. El programa arquitectónico está contenido en dos niveles que, por medio de puentes y terrazas, se conecta con las áreas exteriores de la alberca y la playa. Volumétricamente el proyecto se desarrolla dentro de una configuración en “L” con un juego de vanos y macizos en sus fachadas que dependen de la función interior para crear interesantes relaciones espaciales entre interior y exterior. De esta manera cada habitación cuenta con ventilación cruzada e iluminación natural.

El acceso principal de la casa se encuentra al noreste, próximo a la colindancia del terreno, y distribuye la circulación de las áreas públicas y privadas de la Planta Baja. A este mismo nivel, hacia el frente de la playa, se encuentran las áreas sociales del comedor, cocina, un wet bar –como elemento de transición a la zona de la alberca– y el puente que conecta a la playa; mientras que las primeras cuatro habitaciones y sus respectivos servicios se localizan en un volumen perpendicular a la línea de la playa, con vistas al jardín interior.

En planta alta se ubican la recámara principal, dos recámaras complementarias –todas con terrazas hacia al frente con vista al mar–, un family room contenido por paneles de cristal y un lounge exterior con un espejo de agua que enriquece las vistas hacia el jardín interior. Se utilizaron los menos materiales posibles rigiéndose por la funcionalidad de los mismos y su estética para mimetizarse con el contexto. Principalmente, el uso de cemento blanco mezclado con el agua “sucia” de la corteza del árbol de Chukum como acabado e impermeabilizante natural en muros exteriores e interiores y la utilización de una piedra tipo caliza de la región como recubrimiento en muros exteriores.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS