Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Sin categoría

El guión del arquitectoEl guión del arquitecto

El guión del arquitectoEl guión del arquitecto

4 abril, 2012
por Arquine

por Juan José Kochen / @kochenjj          

Antes de estudiar arquitectura, Remett Koolhaas incursionó en el periodismo, para luego escribir un guión cinematográfico con su amigo Rene Daalder. Su abuelo –Teunis Koolhaas– fue arquitecto y su padre –Anton Koolhaas– un reconocido periodista, novelista y guionista. Ambos cimentaron una curiosidad crítica que significó una multidisciplina proyectual para delinear su arquitectura.

The White Slave (De Blanke Slavin) fue el título de la película experimental creado por 1,2,3, Group, un equipo de productores, cineastas, camarógrafos y guionistas, cuya apariencia bien podría haber sido de un grupo de Beatles holandeses –Koolhaas aparece atrás a la izquierda–. Presentado en 1969, el filme es una sátira que narra el regreso de un soldado a Ámsterdam tras la guerra y se relaciona con una enfermera(o) (Daalder), que aparece tapando los ojos al soldado, interpretado por Koolhaas.

Definida por el mismo Daalder como paranoica, erótica, bizarra y radical, The White Slave (proyectada en octubre del año pasado en The Architecture Foundation) es una “provocadora alegoría sobre la debacle de la civilización europea”: “Después de ir juntos a la secundaria, fui a la academia de cine y Rem se convirtió en un periodista aprendiz en una revista semanal. En la escuela de cine que trabajé con un grupo de gente como Jan de Bont, Frans Bromet y otros filmando varias películas de estudiantes. Como siempre, Rem y yo nos mantuvimos en contacto, por lo que sólo tenía sentido que iba a unirse a nosotros cuando estábamos haciendo una película ‘episódica anti-autor’, en la que llevaríamos a cabo diversas funciones haciendo de todo, incluyendo ser el protagonista de uno de los segmentos. Esto se convirtió en Rapsodia 1,2,3. Después de haber escrito y dirigido varios cortometrajes (con Jan de Bont como camarógrafo) que se convirtieron en un gran éxito, me dieron la oportunidad de conseguir una película fuera de la tierra. Este nos llevó a Rem y mi escribir The White Slave, que se convirtió en una provocadora alegoría sobre la debacle de la civilización europea, riffs de películas clasificación B e incongruencias Buñuelescas. (Por cierto, el guionista de Buñuel, Jean Claude Carriere, vino a nuestro rescate tranquilizando a los desconcertados patrocinadores holandeses, de que habíamos escrito un guión de buena fe” (Rene Daalder)

Del periodismo al cine, y viceversa, Koolhaas estudió arquitectura en la Architectural Association de Londres, donde definió un guión arquitectónico y periodístico con episodios y montajes para crear secuencias de suspenso. Así surge la narrativa de “Exodus, or the Voluntary Prisoners of Architecture” como tema de tesis; la arquitectura como forma de liberación en una ciudad dividida en dos partes, una buena y una mala, segregadas por un gran muro. Esta división confirma su teoría de una forma o intervención espacial como consecuencia de una circunstancia social.

Como método y proceso de espacialidad, Rem Koolhaas comenzó a modular una realidad con base en una ‘racionalidad estricta’ donde el arquitecto funciona como redactor en jefe y la oficina (OMA/AMO) como un consejo editorial. De esta forma de trabajo, presentación de proyectos y representación gráfica –periodismo arquitectónico o arquitectura cinematográfica– surgen, no de forma casual, documentales impulsados por el mismo Koolhaas como A Kind of Architect de Markus Heidingsfelder y Tesch Min, y Koolhaas Houselife de Ila Bêka y Louise Lemoine. Dos producciones más sobre un arquitecto cuyo guión sigue en construcción.


ARTÍCULOS RELACIONADOS