Libro del día ✅📚

Obras

Xholobeni Yards, una instalación en #LaBiennale2023

Xholobeni Yards, una instalación en #LaBiennale2023

Nombre del proyecto

  • XHOLOBENI YARDS. Titanium and the Planetary Making of SHININESS / DUSTINESS

Colaboradores

  • Andrés Jaque / Office for Political Innovation
  • Nohnle Mbthuma Forslund
  • Siyabonga Ndovela
  • Margie Pretorius
  • Sinegugu Zukulu
  • ACC (Amadiba Crisis Comittee)
  • SWC (Sustaining the Wild Coast), Steve Hoffe

Ubicación

  • Venecia, Italia

Fotografía

  • Miguel de Guzman

Fecha

  • 2023

XHOLOBENI YARDS. Titanium and the Planetary Making of SHININESS / DUSTINESS” es una instalación basada en la investigación que se presentó en el Arsenale de la 18va. Bienal de Arquitectura de Venecia. Se trata de un esfuerzo colectivo de una red de activistas y representantes de la comunidad de Xholobeni (Sudáfrica), expertos en sismografía y transducción, investigadores, editores de sonido y los equipos de Nueva York y Madrid de la Oficina de Innovación Política dirigida por Andrés Jaque. Esta alianza distribuida transnacional ha sido necesaria para responder a una realidad que obtiene su capacidad extractiva de su distribución geográfica y escalar.

El SHININESS de los Hudson Yards de Manhattan es el resultado de los revestimientos de TITANIO aplicados a los cristales y fachadas autolimpiables para promulgar la inmutabilidad de las hegemonías corporativas globales, tanto desde el punto de vista estético como a través del extractivismo social, material y ecológico. El BRILLO del norte global se produce a expensas de Xholobeni, una pequeña zona de la costa este de Sudáfrica, donde se puede encontrar titanio. Al extraer el titanio de la arena en lugares como Xholobeni, la arena se vuelve ligera y volátil, haciendo polvorientos los lugares de extracción. El DUSTINESS afecta a la salud de los seres humanos y de otras personas, imposibilita la agricultura y, en última instancia, obliga a las comunidades y a los ecosistemas a emigrar y morir. Pero el pueblo xholobeni se resiste a la extracción entonando juntos canciones en las que celebran su vinculación con las tierras y los ecosistemas.

Esta instalación moviliza la capacidad de la arquitectura para permitir que los cuerpos humanos sientan la violencia que otros cuerpos sienten a través del extractivismo humano y para proporcionar entornos materiales y sociales para el cuidado mutuo y la resistencia al extractivismo. Las construcciones temporales, ecológicas y espaciales disidentes de las que forman parte estas canciones son las arquitecturas donde reside el futuro, un futuro deseable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS