Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Obras

Un espacio de guardia en la montaña

Un espacio de guardia en la montaña

Nombre del proyecto

  • The Guard Patrol

Arquitectos

  • Mjölk architekti

Página web

  • mjolk.cz

Superficie

  • 17 m² The Fox
  • 14 m² The Bear
  • 9 m² The Sheep
  • 10 m² The Miner

Ubicación

  • Rokytnice nad Jizerou, República Checa

Fotografía

  • BoysPlayNice

Fecha

  • 2021

La cresta del monte Stráž se eleva sobre Rokytnice. Su extremo occidental desciende hasta las caudalosas aguas del río Jizera y continúa hacia el este a lo largo de las crestas Sachrův y Vlčí hasta el místico monte Kotel. El monte Stráž, o Strážník como lo llaman los lugareños, era uno de los lugares donde se enviaban señales con fuego cuando los ejércitos enemigos invadían nuestras tierras. La señal de humo era recibida, entonces, por otras patrullas en Kozákov y enviada más al interior de Bohemia. Hoy, por fortuna, ya no arden los fuegos en las colinas de los alrededores. Rokytnice nad Jizerou tiene nuevos guardias. La ciudad está vigilada por cuatro patronos del escudo de armas. Encaramados en lo alto del Strážník, simbolizan los cuatro pueblos que se unieron para formar la ciudad de Rokytnice en la antigüedad: el Zorro, el Oso, la Oveja y el Minero, La Patrulla de la Guardia.

El proyecto de la Patrulla de Guardia comenzó en 2014, cuando se diseñó una serie de pequeñas paradas en la montaña por encima de Rokytnice. Se concibió a partir de la intención original del municipio de construir una torre de vigilancia clásica en la cima. Sin embargo, la morfología de la montaña resultó inadecuada para la construcción de una torre de observación, ya que no ofrecía vistas suficientes a alturas estándar. Por lo tanto, optamos por el concepto de varias paradas en las rocas que bordean la cima de la montaña. Los diseñadores se inspiraron en las figuras del escudo de la ciudad para crear estructuras ligeras de acero revestidas de madera. Y así, hoy la ciudad está vigilada por sus cuatro patrones.

Los miradores cuentan con estructuras de acero formadas por piezas más pequeñas que podrían transportarse al lugar de los salientes rocosos por la fuerza humana. Las estructuras de acero se fijan a las rocas con anclajes especiales de acero en perforaciones de hasta 8 metros de profundidad. Las estructuras de acero están revestidas de roble. Los marcos de las barandillas son de acero pintado de negro con malla de acero inoxidable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS