Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Tierra Adentro

Tierra Adentro

Proyecto

  • Jardín y Restaurante Tierra Adentro

Arquitecto

  • Arq. Fernanda Reyes

Colaborador de proyecto

  • Arq. Alberto Soto

Construcción

  • Grupo Megan Arq. David Velasco, Arq. Carlos Cajero

Asesor

  • Arq. Rafael Saucedo

Ingeniería estructural

  • JHestructuras

Señaletica

  • Diseñadora Andrea Ruanova

Fotografía

  • Onnis Luque

Lugar

  • Vinícola Tierra Adentro en Trancoso, Zacatecas, México

Fecha

  • 2016

Un poco de historia
Vinos Tierra Adentro es un proyecto joven que nació para continuar un sueño familiar desde 1971, año en que se plantaron los primeros viñedos en Campo Real Zacatecas. Persiguiendo el sueño del fundador, la segunda y tercer generación de la familia logran abrir las puertas de la vinícola en el año 2016 al mundo para que la gente disfrute los viñedos, su vino y su proceso de creación.

La idea
El Jardín y restaurante Tierra Adentro es un proyecto creado para vivir el campo junto con un servicio gastronómico y social en donde se pueden hacer eventos y reuniones de diferentes escalas. La obra está inspirada en el orden lineal y el ritmo de las plantaciones de vid que la rodean; las cuales representan el trabajo del hombre y su participación en la naturaleza. El proyecto consiste en líneas que se sobreponen y se convierten en volúmenes; cada uno distinguido por su materialidad.

Tierra
El material protagonista de la obra; la construcción con tierra es un trabajo artesanal y rústico, como el proceso para crear vino, teniendo también la bondad de ser un proceso sustentable que nos da arquitectura con las cualidades de la construcción con tierra. El fundador utilizó adobe en las fincas antiguas, lo que influyó también en la elección del material para rescatar la memoria familiar.

El volumen logra poner en valor a los viñedos antes que a él mismo, ya que se integra como si la tierra de las parras subiera formando el muro, visualizándose como un pabellón de tierra erguido sutilmente entre el campo. Este volumen es utilizado para lograr un muro ancho que divide el acceso del área de eventos, y que esconde en su interior servicios de sanitarios y cocina.

La banca de piedra
Un sitio especial para contemplar los viñedos es al límite de la plataforma, en donde se pensó colocar una escultura de forma horizontal para integrarse al paisaje sutilmente, de ahí nace la idea de rescatar una antigua banca de piedra muy apreciada por el fundador y que se perdió en una restauración de la finca antigua. Una banca escultural que le da la espalda a la construcción para contemplar únicamente el paisaje natural, escuchando un chorro de agua que cae desde el respaldo del canal de agua.

Acero y cristal
De manera perpendicular al pabellón de tierra, se monta un pabellón de acero y cristal. Un mirador con servicio gastronómico que gracias a la estructura de acero y cristal se puede apreciar la vinícola y los viñedos desde un nivel superior.

El acceso al mirador es un recorrido que inicia en el volumen de tierra desde donde al subir se va apreciando visualmente la profundidad del campo, posteriormente se camina por el esbelto volumen de cristal y acero desde la parte posterior del acceso hasta la parte frontal en donde hay un barandal y una terraza al aire libre. El pabellón te acerca a los viñedos conforme caminas y su forma delgada permite que todos los comensales disfruten de vistas inmediatas al exterior.