Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Las Tres Esperanzas

Las Tres Esperanzas

Nombre del proyecto

  • Las Tres Esperanzas

Arquitectos

  • AL BORDE |David Barragán, Pascual Gangotena, Esteban Benavides

Colaboradores

  • Xavier Mera, José Antonio Vivanco y Estefanía Jácome

Superficie

  • 36 m2

Ubicación

  • Puerto Cabuyal, Manabí, Ecuador

Fotografía

  • Andrea Vargas, Francisco Suárez

Año

  • 2011

 

La Escuela Nueva Esperanza se encuentra en Manabí, Ecuador, una comunidad de playa en el campo, apartada del pueblo, donde la mayoría de los habitantes eran analfabetos. Funcionaba en una pequeña cabaña que pronto fue rebasada por la cantidad de niños, por lo que se decidió emprender la construcción de un local nuevo con los materiales y la lógica constructiva de las cabañas de la zona.

El estudio colaborativo y experimental AL BORDE, enfocado en resolver necesidades reales con los recursos disponibles, sociales o físicos, partió del principio de la escuela activa, un espacio íntimamente relacionado con el ambiente natural en el que los niños despiertan su imaginación, creatividad y deseo de aprender cosas nuevas.

La primera escuela se construyó con 200 USD en un lugar sin energía eléctrica, alcantarillado, agua potable, teléfono u otro sistema de comunicación, con mano de obra descalificada, pero dispuesta a sacar provecho del error.

En 2011 se construyó un espacio multifunción para desplegar acciones para el desarrollo del conocimiento y la riqueza individual. Se trabajó con un sistema de complejidad mínima, adaptable a la topografía, la materia e incluso a los cambios en el diseño que la obra insinuaba, sin escalas ni centímetros.Sólo al habitar el lugar se definiría la necesidad de modificaciones en lo construido. Los límites son difusos, las aristas se transforman para diluir el interior y el exterior.

En 2013 se ejecutó la tercera etapa del proyecto, el preescolar y la casa para los profesores invitados. De manera consciente o no, se han empujado los límites y la comunidad experimenta, crece y aprende.

 


 

Este proyecto forma parte del libro
RADICAL: 50 Arquitecturas Latinoamericanas