Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Guardian Art Center

Guardian Art Center

Nombre del Proyecto

  • Guardian Art Center

Arquitectos

  • Büro Ole Scheeren

Página del despacho

  • http

Líder del proyecto

  • Ole Scheeren

Socios

  • Eric Chang, Dan Cheong

Socia a cargo

  • Virginia Chiappa Nuñez

Equipo del Proyecto

  • Catarina Canas, Brian Fung, Paloma Hernaiz, Marcel Holmberg, Tait Kaplan, Jaime Oliver, Joseph Tang

Instituto de Diseño Local

  • Beijing Institute of Architectural Design (BIAD), Beijing

Ingeniería Estructural

  • Thornton Tomasetti, New York; Arup, Beijing (Concept)

Instalaciones WSP

  • Hong Kong/Shanghai

Consultor Fachada

  • Front Inc., New York/Hong Kong; PFT Construction Consulting, Shanghai

Diseño Interior

  • Buro Ole Scheeren, MQ-Studio, Shanghai (Hotel)

Iluminación

  • ZDP, Beijing

Fecha

  • 2018

Ubicación

  • Beijing, China

Fotografía

  • Iwan Baan y Buro Ole Scheeren

 

El edificio es un híbrido entre museo, galería, mercado, cultura y comercio. La obra atrae y reúne personas y las subastas son eventos sociales para la apreciación del arte y la cultura. El edificio actúa como un catalizador social para el intercambio cultural e imagina un espacio para las artes en un sentido más amplio: un lugar para los artistas y los coleccionistas.

En el centro del Guardian Art Center, un espacio de exhibición sin columnas de 1,700 metros cuadrados permite la máxima flexibilidad y versatilidad, mientras que las áreas de exhibición expansivas en el segundo piso extienden aún más el museo. Dos grandes salas de subasta / exhibición en el sótano brindan un entorno más específico y formal, completando la variedad tipológica de espacios.


El edificio es, en su esencia, una máquina para exposiciones y eventos. Los dos espacios sin columnas principales están apilados en el centro de su huella y permiten una multitud de usos: los mecanismos de techo y piso simples pero versátiles proporcionan una fácil adaptabilidad. Estos dos espacios crean un patio dentro del edificio a la escala de un hangar, un espacio tan grande que prácticamente cualquier cosa puede suceder.

El edificio organiza y acoge exposiciones en todo el calendario de subastas, pero durante la mayor parte del año amplía la programación cultural a exposiciones especiales, simposios y eventos de diversa naturaleza: un museo público – privado con una misión cultural y educativa. Alrededor de los pasillos centrales hay una gran cantidad de espacios de galería más pequeños y funciones de soporte suplementarias. El edificio navega entre lo neutral y lo específico, combinando aspectos de ambos proporcionando espacios a gran escala que son flexibles y convertibles; junto con una colección de espacios más íntimos interconectados para funciones específicas de carácter distinto.

The Guardian Art Center representa un nuevo concepto híbrido para una institución cultural que trasciende las definiciones tradicionales de un espacio de arte contemporáneo. La fusión de la exhibición y la presentación del arte en las salas de museo con las capacidades multifuncionales de sus salas de exhibición y subasta permite que virtualmente cualquier tipo de uso y evento tenga lugar.

La perfecta integración de varios restaurantes y un hotel de 116 habitaciones en el anillo flotante del edificio con vistas a la Ciudad Prohibida crea un concepto de estilo de vida que se centra en la experiencia del arte y la cultura. Con la incorporación de instalaciones educativas en su torre central de clubes y departamentos de conservación de arte en sus sótanos, el Guardian Art Center manifiesta su posición como la primera sede de una casa de subastas diseñada a medida.

Ubicado cerca de la Ciudad Prohibida en la Calle Wangfujing No. 1, en la intersección con la Avenida Wusi, la nueva sede de la casa de subastas de arte más antigua de China está simbólicamente ubicada en el cruce entre comercio (Wangfujing) y cultura (Avenida Wusi). Integrado en el tejido histórico del centro de Pekín, el edificio forma una nueva institución entre el museo, el espacio para eventos y el centro de estilo de vida cultural.

El diseño inscribe cuidadosamente el edificio en el contexto que lo rodea, en una interpretación arquitectónica sensible que fusiona historia y tradición con una visión contemporánea del futuro de un espacio de arte cultural. Los volúmenes “pixelados” de la parte inferior del edificio se refieren sutilmente al tejido urbano histórico adyacente, haciéndose eco del grano, color y escala intrincada de los hutongs de Pekín, construyendo sobre sus alrededores y “formando capas” en su base los sedimentos de la historia.

La parte superior del edificio responde a la escala más grande de la ciudad contemporánea circundante en forma de un “anillo” flotante que crea un patio interior al edificio y resuena aún más con la tipología prevaleciente de las casas con patio en Pekín. Al combinar lo íntimo y lo monumental, y al crear una colección diversa de espacios dentro de esta estructura, la masa se integra en el ambiente histórico y cultural sensible y resuena con la fuerza y ​​la presencia imponente de Beijing a través de una monumentalidad explícitamente subestimada.

The Guardian Art Center crea un nuevo destino cívico para las artes y la cultura que fomenta el intercambio, el estudio y la apreciación de los objetos  y actividades culturales: un vehículo para la difusión y colección cultural, un nuevo centro de arte en el centro de Pekín.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS