Manual de operaciones de la Nave Espacial Tierra | R. Buckminster Fuller

Obras

Escenario doméstico | Pabellón de Estonia #LaBiennale2023

Escenario doméstico | Pabellón de Estonia #LaBiennale2023

Nombre del proyecto

  • Home stage

Arquitectos

  • b210 Architects

Página web

  • homestage.ee

Ubicación

  • Venecia, Italia

Fotografía

  • Kertin Vasser

Fecha

  • 2023

El Centro Estonio de Arquitectura presenta “Home Stage” comisariado por Aet Ader, Arvi Anderson, Mari Möldre (b210 Architects) para el Pabellón de Estonia en la 18ª Exposición Internacional de Arquitectura de La Biennale di Venezia. Se instaló en un apartamento de alquiler cercano a la salida trasera del complejo del Arsenale.

La exposición explora la contradicción entre el lugar de residencia como hogar y como valor de cambio. Varios artistas estonios la habitarán, de uno en uno, pasando cada uno un mes en un apartamento de alquiler veneciano, que se convierte a la vez en hogar y escenario.

“El pabellón estonio tiene el formato de una performance de larga duración, en la que las tareas domésticas ordinarias y los arrebatos ficticios, guionizados o no, tienen lugar a la vista del público. A una de las intérpretes, Paula Veidenbauma, le intriga cómo los temas de invisibilidad, como el cuidado, la agresión y la soledad, contrastan y se aceleran al mismo tiempo que la gran visibilidad del sector inmobiliario, que especialmente en Venecia está impulsado por el hiperturismo y la gentrificación”.
– afirma Mari Möldre, una de las comisarias.

“Home Stage” reflexiona sobre las contradicciones entre viviendas e inmuebles, sueños y realidades, inquilinos y propietarios, residentes y visitantes. La vivienda ya no es sólo para vivir: la inversión y la especulación se han convertido en el objetivo principal las viviendas, mientras los precios de los inmuebles y los alquileres siguen creciendo. Los centros de las ciudades están formados por viviendas en las que vivir en sí se ha vuelto superfluo. Muchas viviendas tienen propietarios pero no ocupantes, mientras que en otros lugares, los residentes luchan por convertirse en propietarios. La estabilidad del hogar como espacio íntimo propio, lugar para la historia familiar y la biografía material, contrasta con la naturaleza flexible y fugaz de los bienes inmuebles, de los rápidos mercados de compraventa. El hogar se convierte en un producto de estilo de vida desechable.

Con sus intérpretes, el Pabellón de Estonia se detiene en situaciones domésticas farsas en las que los sueños chocan con la realidad, los propietarios con los inquilinos, los vendedores con los compradores, lo acogedor con lo ajeno. Cada actuación dura 1 hora y 30 minutos, y se desarrollará en bucle durante el día en las distintas habitaciones del interior del apartamento. Algunos actos atraerán a los visitantes, otros les invitarán a disfrutar de la domesticidad y el descanso. Cada artista vivirá un mes en el apartamento y abrirá la puerta de la mañana a la tarde.

La exposición de Estonia responde a la llamada de Leslie Lokko a los pabellones: “El contraste entre el hogar y los bienes inmuebles encarna una variedad de relaciones humanas y situaciones contradictorias: dependiendo de nuestro papel, la actitud hacia los espacios y las personas que nos rodean también cambia. Por eso, en lugar de producir nuevos espacios y cosas para el pabellón, nos dedicamos a las dinámicas socioespaciales y para ello contamos con la participación de varios artistas y escritores ajenos al campo de la arquitectura”. El desorden creativo resultante en el apartamento veneciano no da respuestas finitas, sino que invita a la imaginación y provoca el pensamiento crítico”, explican los comisarios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS