Hot Sale  🔥 Envío gratis en compras superiores a $999 en la CDMX  y $2,999 en la República Mexicana

 

 

Obras

Curva del equinoccio

Curva del equinoccio

Nombre de proyecto

  • Curva del equinoccio

Arquitectos

  • EM arquitectos

Página web

  • emarquitectos.com

Ubicación

  • Colón, Querétaro

Fecha

  • 2018

Fotografía

  • Eduardo Martinez

 

Es un espacio de estudio y juego para los alumnos de la universidad Ceickor (especializados en cultivos protegidos). El encargo consistió en crear un espacio desvinculado de los dormitorios de los alumnos, que invitara al estudio informal y a la convivencia, por lo tanto, el edificio se ubicó entre la curva de un camino vehicular y las habitaciones de los estudiantes, dando la espada intencionalmente al camino para provocar un espacio interior protegido por la misma edificación. Así, se generó un patio y un jardín interno aprovechando y respetando todos los árboles existentes. El estudio y la especialización de la agricultura, junto con las nuevas tecnologías han contribuido al desarrollo y a la producción de alimentos para abastecer principalmente a las ciudades. Sin embargo, creímos importante no olvidar los orígenes de la agricultura y conmemorar las estaciones del año. Por ello los ejes que rigen el proyecto son los atardeceres del solsticio y del equinoccio, pues estos, en la tradición, marcaban momentos importantes del ciclo agrícola: el tiempo de preparar la siembra y la cosecha. Se incluyeron también los cuatro elementos originales: fuego (la hoguera en el centro), aire (las transparencias o vanos), tierra (los muros de barro) y agua (eje principal y motor de serenidad).

La intención fue crear un espacio lleno de significado, por ejemplo, la forma de las ventanas es una abstracción a la forma de los surcos usados para la agricultura y el material de barro de los muros es una evocación a esa misma tierra y que la suma de todo lo construido fuera una síntesis entre el uso y el contexto, agudizando la percepción de lo que ocurre en la naturaleza, ya que esta se expresa y cambia cíclicamente, experimentando conscientemente el ritmo del año. Bajo la premisa de que todos los espacios están sujetos a fuerzas que los influyen, el diseño pretende que estas fuerzas sublimen al edificio, en este caso el movimiento del sol, creando una envolvente llena de texturas y claro obscuros, respetando los recorridos acostumbradas por los alumnos y por último el medio natural existente.

Se buscó el acomodo de formas en concordancia con la estructura y como se trata de un edificio para el juego, el mismo edificio se presta para recorrerlo jugando en él, entrando por una puerta y saliendo por otra distinta, cruzándolo por debajo o por arriba, estando en un jardín interior o uno exterior, etc. El eje principal del proyecto es el solsticio de verano, colocando en un extremo una hoguera inserta como centro del foro circular, los une un espejo de agua y en el otro extremo una escalera de concreto incrustada en el edificio que tiene el propósito de enmarcar el lugar por donde se oculta el sol La honestidad en el uso de los materiales fue fundamental y para ello fue esencial utilizar materiales regionales para que de esta manera ocurrieran dos cosas: arraigar el edificio al contexto y hacer que envejezca con dignidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS