Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Casa dos Cajueiros

Casa dos Cajueiros

Nombre del proyecto

  • Casa dos Cajueiros

Arquitectos

  • Terra Capobianco - Galeria Arquitetos

Página web

  • terracapobianco.arq.br

Superficie

  • 792 m2

Ubicación

  • Praia Vermelha do Sul, Ubatuba – São Paulo, Brasil

Fotografía

  • Nelson Kon

Fecha

  • 2019

La Casa dos Cajueiros, es un proyecto de Terra Capobianco y Galeria Arquitetos. Su posicionamiento es discreto en un terreno de 33 metros de ancho y 80 de profundidad, ocupado por troncos torcidos y ramas irregulares, que cobijan la casa entre la luz y la sombra. El proyecto aprovechó el hueco entre las copas de los árboles y mantuvo las especies preexistentes.

La residencia está implantada en cuatro niveles. El nivel más bajo, cercano al mar, concentra las áreas sociales, de ocio y de servicios. La ocupación de la casa es a nivel del suelo y se estructura a partir de un claro eje de circulación, que conecta las áreas sociales e íntimas. En el mismo nivel, se construyó un volumen junto al acceso a la playa, que alberga la sauna y la bodega de tablas de surf.

Las seis habitaciones se distribuyen a lo largo de un pasillo de 33 metros de longitud y se implementaron de tal forma que permiten tener un hueco entre ellas, al mismo tiempo, permiten tener balcones que acceden a patios privados.

Unos muros de concreto pigmentado de color rosado definen los módulos de los dormitorios, construidos con una estructura mixta de vigas de madera laminada encolada y paneles de pared. El límite entre el interior y el exterior lo proporciona la piel veneciana en lamas verticales, que proporciona permeabilidad visual sin interferir en la privacidad de las habitaciones.

La estructura de la casa mezcla el sistema convencional en su estructura base -con losa reforzada, y columnas y muros de concreto- con la cubierta en estructura de madera de eucalipto laminada. En el área social, losas de madera de 12 centímetros de espesor y 30 centímetros de ancho, entrelazadas para formar una gran losa, abarcan 7,30 metros más 2,10 metros de volado. En la dirección transversal, una viga invertida, también de madera, recibe la carga de las losas y la redistribuye el peso sobre tres esbeltas columnas metálicos. En la otra dirección, el resultado es un espacio continuo de 19 metros libre de apoyos que se abre 180 grados al paisaje circundante. Los generosos aleros protegen los marcos y proporcionan sombra a los espacios interiores.

El proyecto adoptó varias estrategias de diseño pasivo para garantizar el confort ambiental de los usuarios, empezando por la abundante presencia de ventanas del suelo a techo que aseguran la renovación constante del aire, la ventilación cruzada y la iluminación natural.

ARTÍCULOS RELACIONADOS