Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Columnas

Lejos de ser elemental

Lejos de ser elemental

16 febrero, 2022
por Mette Marie Kallehauge

Este texto forma parte del libro ELEMENTAL. Alejandro Aravena.

Puedes adquirir tu ejemplar aquí.

 

Formas regulares y edificios monolíticos hechos de materiales en bruto, sin procesar, con una primitividad casi brutalista: ELEMENTAL no ha hecho su nombre en el mundo de la arquitectura contemporánea con estructuras espectaculares y materiales de vanguardia, sino más bien dando un paso atrás y trabajando con fuerzas básicas como la gravedad, el clima y la humanidad. Esto hace que a menudo sus soluciones sean tan adecuadas que nos encontramos pensando: ¡por supuesto! Solo un ejemplo, un edificio en Santiago no debe estar hecho de vidrio. El clima cálido aquí exige una masa térmica pesada, no un invernadero. La experiencia “eureka” es intensa. ¿Cómo llega ELEMENTAL a este tipo de visión? Al no tener ideas preconcebidas sobre la forma de la narrativa y al adoptar un enfoque elemental.

Los arquitectos chilenos se hicieron famosos por el proyecto de vivienda social que diseñaron en un barrio pobre en las afueras de la capital, Santiago. Su polémico enfoque de diseñar “medias casas” para que sus habitantes pudieran construir la otra mitad no solo se trataba de crear un nuevo tipo de vivienda, sino de abordar las realidades de la vida en los barrios marginales. La experiencia había demostrado que las personas que viven en viviendas improvisadas siempre extendían sus hogares a un mínimo de 80 m2 con sus propios fondos limitados y, a veces, con habilidades también limitadas. Entonces, en lugar de construir los 40 m2 posibles dentro del presupuesto estatal, ELEMENTAL decidió crear un marco de 80 m2 con todas las estructuras e instalaciones básicas que harían más fácil y seguro que las personas amplíen sus hogares. Esta forma de pensar pragmática pero revolucionaria es clave para ELEMENTAL, donde no hay una forma única de construir o enfocar la arquitectura, sino tantas como proyectos, clientes y contratistas. No enfocan proyectos con un estilo específico de arquitectura en mente: su marca registrada es el proceso y el método y la forma en que se hacen preguntas para el concurso de un edificio. Como ellos mismos dicen: “No hay nada peor que la respuesta correcta a la pregunta incorrecta”. Su misión es identificar la pregunta correcta.

El proceso lo es todo: Workshop Elemental
En la actualidad, hay un gran enfoque en arquitectos y proyectos arquitectónicos de marca para los cuales la comunicación es clave. Y el fundador de ELEMENTAL, Alejandro Aravena, también es un comunicador dotado con una forma única de transmitir ideas que definitivamente ha contribuido al éxito de ELEMENTAL. Aravena fue galardonado con el premio Pritzker, el más prestigioso del mundo de la arquitectura, y en 2016 también dirigió la Bienal de Arquitectura de Venecia, la exposición de arquitectura más importante del mundo. Se podría afirmar que el prestigio ya no se trata únicamente de crear buena arquitectura, sino más bien de las historias que se cuentan al respecto. Pero en lugar de contar historias sobre edificios, ELEMENTAL preferiría hablar sobre el proceso en el núcleo de su práctica. Hablar de la arquitectura en sí es secundario a la experiencia del espacio, la gravedad y la materialidad. Así que trabajar en una exposición individual no solo se trata de documentar su trabajo, sino también de cómo se acercan a la realización de una exposición, que en sí misma se convierte en una investigación que genera la percepción de la esencia de la arquitectura. Esto hace que para ELEMENTAL una exposición no sea diferente a una pieza de arquitectura y como su arquitectura, la experiencia es más corporal y sensorial que intelectual. Por lo tanto, la exposición no son solo ilustraciones o imágenes: la documentación de ELEMENTAL de cada paso del proceso es la capa adicional que revela su enfoque de la arquitectura. En su mundo, es el registro detallado y el análisis del proceso a medida que sucede lo que crea la durabilidad de la forma y la funcionalidad de un edificio.

Parte de este proceso es incluir tantos factores diferentes o “parámetros” en el desarrollo del diseño como sea posible. Y está perfectamente bien si estos diferentes parámetros empujan el proyecto en distintas direcciones. Las fuerzas opuestas crean la tensión o síntesis necesaria para que surja la forma. Los parámetros son lo que llaman los arquitectos “informar la forma del proyecto”. Si la tarea es construir un banco, entonces ELEMENTAL entrevista a todos sobre sus rutinas de trabajo, desde el personal de seguridad hasta la empresa que proporcionará el
almuerzo al personal. Parte de la sustentabilidad del edificio es que además de los servicios básicos ofrecidos por el banco, están todos los engranajes invisibles que los hacen funcionar perfectamente. Si el banco está localizado cerca de una barrio marginal que plantea una amenaza a la seguridad, entonces “barrio marginal”, “crimen” y “seguridad”, se convierten en parámetros para generar un mayor nivel de síntesis en el proyecto. En lugar de rendirse ante tales desafíos al mover el banco a un área más segura o construir un muro a su alrededor, ELEMENTAL desarrolla una “solución total” que implica una regeneración urbana positiva al rodear al banco con un nuevo parque elevado a 18 metros sobre un puente que debía construirse de todos modos. De nuevo: ¡por supuesto! Este tipo de inclusión en la comunidad es
parte de lo que los arquitectos denominan WE —Workshop ELEMENTAL— y forma el marco de cada nuevo proyecto.

 

Matemática e intuición
El uso de conceptos matemáticos como ecuaciones y variables, más la inclusión de tantas voces de diferentes usuarios que infor- man a la arquitectura, puede hacer que el proceso de ELEMENTAL parezca complicado. Pero junto con el caos sistemático de Workshop ELEMENTAL se encuentra una profunda fascinación por las soluciones simples, que son el objetivo de la síntesis compleja. Como en las leyes de la física, el equilibrio surge del caos. La arquitectura de ELEMENTAL se crea al trabajar con formas simples y las fuerzas fundamentales de la gravedad y el peso, fuerzas tan elementales que rara vez pensamos en ellas. La relación simple e incontrovertible entre la gravedad y el volumen en la naturaleza caracteriza el trabajo de ELEMENTAL. Todos hemos visto una arquitectura que utiliza la ingeniería para controlar las leyes más fundamentales de la naturaleza y hacer que los edificios hagan cosas que no creíamos posibles, pero esto no es lo que hace ELEMENTAL. En su lugar, intentan señalar cosas que están justo frente a nosotros, pero que tal vez no notemos en nuestra vida cotidiana: las fuerzas simples pero poderosas que son la base misma de la arquitectura. Señalan las circunstancias de hecho de un proyecto y dicen: “Mira, es así de simple”. ELEMENTAL es el arte de transformar los hechos en forma.

Como ellas mismas se presentan, algunas fuerzas son simplemente “demasiado intensas”. Las leyes de las matemáticas y la física son incontrovertibles y se pueden utilizar en su forma más simple para dirigir la arquitectura. Tales leyes son herramientas para ELEMENTAL, como lo es su intuición. A menudo mencionan la intuición como un elemento poderoso en la creación de un proyecto: el tipo de intuición involucrada cuando el arquitecto se encuentra con el cliente, cuando una persona se encuentra con la otra, cuando se dicen algunas cosas y otras no, la forma en que las personas hablan, un gesto específico. Esta atmósfera y energía aportan un elemento de oportunidad al proceso. Crear edificios que puedan durar siglos basándose en la intuición es una liberación. Pero lo más liberador es que esto no es lo que ELEMENTAL usa para “vender” sus proyectos. La intuición siempre está contrarrestada por el sentido común.

El sentido común de la sustentabilidad
La investigación de Elemental de lo elemental, de las condiciones básicas dadas a través del diseño, agudiza su propia comprensión del diseño. Este es el tipo de investigación que se encuentra detrás del diseño de su silla “Sin silla”. El proyecto comenzó con una simple pregunta: ¿qué hace el cuerpo? ¿Cómo descansamos nuestras piernas? ¿Cómo se sentó la gente cómodamente en el suelo? ELEMENTAL a menudo regresa al comportamiento primario, transformando sus preguntas e investigación en declaraciones o proyectos que determinan la dirección que toma la arquitectura. Estas investigaciones también pueden decirnos algo sobre la sustentabilidad. Debido a que la sustentabilidad no debe limitarse a los edificios “verdes”, el reciclaje o el consumo de CO2. También puede tratarse de simplificar las cosas como una forma de desintoxicación del mundo del consumo en el que vivimos, lo que agota nuestras mentes y cuerpos tanto como elplaneta en el que vivimos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS