Columnas

El primer Premio Pritzker

El primer Premio Pritzker

27 febrero, 2012
por Juan José Kochen | Twitter: kochenjj

Philip Johnson

Toda arquitectura es refugio, todo gran arquitectura es el diseño del espacio que contiene, abraza, exalta o estimula a las personas en ese mismo espacio

Philip Johnson

En 1979, Philip Cortelyou Johnson (1906-2005) fue el primer arquitecto en recibir el Premio Pritzker de Arquitectura –que hoy será designado por vez 34–. El 25 de febrero pasado, el arquitecto nacido en Cleveland, cumplió siete años de haber fallecido, a los 98 años de edad. Philip Johnson estudió filosofía en Harvard y años después continuó su formación académica en la escuela de diseño con Marcel Breuer, también en Harvard.

The Glass House (1949) fue su proyecto de titulación; síntesis compositiva de los principios arquitectónicos de Mies van der Rohe, con quien trabajaría durante los años cincuenta, principalmente en el diseño del restaurante Four Seasons del Seagram Building. En 1932, Johnson aceptó el cargo de director del departamento de arquitectura del recién creado Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Como crítico, historiador y curador, fue el principal seguidor de las ideas modernistas de Mies van der Rohe y Frank Lloyd Wright, desde su casa de cristal a finales de los cuarenta hasta las Torres Puerta de Europa en 1996, proyectadas con quien fuera su socio, John Burgee.

Philip Johnson construyó la sede principal de AT&T en Nueva York cinco años después de haber sido galardonado con el Pritzker. Ubicado en el 560 de Madison Avenue, este edificio –ahora propiedad de Sony– fue el más polémico de su carrera y con el que impulsó una nueva arquitectura de cristal. Coronado con un círculo vacío en correspondencia con la forma oval del acceso y las ventanas circulares laterales, este proyecto fue el mejor trabajo de su vida, según dijo en varias entrevistas.

El rascacielos de concreto con franjas acristaladas, ortogonales y equidistantes, fue un proyecto que realizó en solitario. Con influencias historicistas y una esencia modernista en cuanto a escala y materialidad, el edificio fue uno de los precursores entre los rascacielos de neoyorquinos. Para 1984, casi treinta años después del Seagram Building, el edificio de AT&T cambió la escala de su primer casa de cristal para delinear una ciudad vertical.

 

 

Artículos del mismo autor

ARTÍCULOS RELACIONADOS