Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Columnas

Un museo para el siglo XXI

Un museo para el siglo XXI

3 diciembre, 2014
por Pedro Hernández Martínez | Twitter: laperiferia | Instagram: laperiferia

El concurso para la sede del Guggenheim en Helsinki (…) tiene cientos y cientos de inscripciones de personas que han querido responder a la pregunta de cómo tiene que ser un museo del siglo XXI. Ha sido convocado por alguien que ha levantado y construido uno de los museos mas significativos del siglo XX y es precisamente quien esta dispuesto a hacerse la pregunta en este momento.

El que habla es Juan Herreros. Él conforma con Jeanne Gang, Nancy Spector, Mikko Aho, Helena Säteri, Yoshiharu Tsukamoto, Anssi Lassila, Ritva Viljanen, Mark Wigley, Erkki Leppävuori y Rainer Mahlamäki el jurado que debe valorar las propuestas la que será la nueva sede en Europa de la famosa institución.

mapaMapa de participantes

En una entrevista publicada en este blog, Juan Herreros apuntaba uno de los datos más comentados sobre este concurso: el altísimo número de inscritos que lanzado su propia visión del que puede ser el último gran museo tal y como lo conocemos.  En total recibió propuestas de 1715 participantes de todo el mundo que gastaron varias horas de trabajo para imprimir y enviar y por correo sus paneles. Un tiempo y costo que el colectivo español Taller de Casquería recogía en una divertida infografía que animaba a pensar sobre lo ecológico o no de estos procesos.

Guggenheim Helsinki // Architectural Competition Data from Taller de Casqueria on Vimeo.

Ahora bien, si un concurso establece la posibilidad de abrir un debate en torno a la necesidad o no de una solución determinada y, al mismo tiempo, es “un instrumento para recoger en un momento específico el pensamiento de un grupo amplio de arquitectos” (1). ¿De qué nos hablaría este caso?

Hay que apuntar, antes de nada, que a través de una web se pudo ver cada una de las propuestas. Algo que alimentó una discusión por parte de la comunidad arquitectónica que, en distintos blogs, estuvo enfocada en el cuestionamiento de la calidad de muchas de las propuestas. Una revisión rápida permite darse cuenta como algunas son prácticamente imposibles de construir y parecen más enfocadas en establecer un acento sobre Helsinki que en construir una propuesta por y para la ciudad. Soluciones influenciadas por aquella idea que un edificio, solo por ser llamativo, es la solución ideal y que han convertido el concurso en un medio para llamar la atención. Lo esperpéntico de algunas soluciones nos habla, además, como hoy gran parte de la arquitectura, pese a estar inundada de discursos que critica la arquitectura estrella, sigue enfocada en las mismas ideas: hacer un gran edificioque otorgue fama espontánea a su realizador. No todas las propuestas van en esta dirección pero comentarios como Troy Conrad Therrien, el nuevo curador de arquitectura del Guggeheim, demuestran como puede malinterpretarse.

g

Preguntado recientemente por el blog Architizer, Therrien decía: “The Bilbao Effect is real, and it’s fundamentally wired to the Guggenheim”. Una sentencia que mal entendida puede olvidar que la regeneración que sufrió Bilbao fue parte de un proceso que incluía varias administraciones realizado durante varias décadas. Un museo, por importante que sea, no puede construir a su alrededor toda una cultura urbana. Es necesario un proceso amplio y consciente. Así Therrien agrega: “We have bigger issues facing us as a society. [The Guggenheim] is one of the biggest platforms for architecture to make a statement about that. (…) This is a project that allows us to spark a bigger conversation about urgent things not taken urgently enough by the international community”. Es decir, un concurso posibilita una discusión amplia sobre necesidades de un determinado momento en torno a lo urbano y lo arquitectónico. La solución que finalmente sea elegida no sólo debe ser la mejor, sino debe poseer un espíritu crítico.

Por ello es de gran importancia la presencia de un buen jurado capaz de reconocer entre tantas ideas la calidad sin dejar algún buena idea desaprovechada. Un hecho que obligó a cambiar, durante el proceso, la propia estructura del concurso para hacerse finalmente en dos fases y que el jurado pudiera tener tiempo para valorar el alto número de propuestas.

untitled2

Así, ayer, tras una larga espera, se anunciaban los seis finalistas que pasarán a la segunda fase del concurso. Entre los elegidos no destacan grandes nombres y son, en su mayoría estudios jóvenes: agps architecture ltd. (Suiza, USA), Asig Khan Ltd (Reino Unido), Fake Industries Architectural Agonism (España, Australia, USA), haascookzemmrich STUDIO2050 (Alemania), Moreau Kusonoki (Francia), y SMAR – Fernando Jerez (España,  Australia) y aún se desconoce qué propuesta está asociada a qué estudio pero seguro que de nuevo se especulará sobre el por qué de esas propuestas y su pertinencia o no como solución final.

finalistInstagram de Troy Conrad Therrien, anunciando los ganadores

1-2x (5)4-2x (4) 5-2x (5) 2-2x (5)Finalista GH-76091181

1-2x (4)5-2x (4)4-2x (3)2-2x (4)Finalista GH-5631681770


3-2x (3)4-2x (2)5-2x (3) 6-2x (3)Finalista GH-5059206475

1-2x (2)
4-2x (1)
6-2x (2) 2-2x (2)Finalista GH-121371443

1-2x 2-2x 3-2x 5-2xFinalista GH-04380895

1-2x (1) 2-2x (1) 4-2x 5-2x (1)Finalista GH-1128435973
(1) Humberto Ricalde | http://www.arquine.com/blog/el-discurso-de-ricalde/

Artículos del mismo autor