Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Columnas

Recorrido vertical por el CCCB (con Mario Corea)

Recorrido vertical por el CCCB (con Mario Corea)

23 junio, 2016
por Anna Adrià

espacioEF

El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona es uno de los centros culturales y expositivos más visitados en la ciudad. Centra su actividad en la investigación creativa con proyectos de producción propia.

El CCCB es un espacio para la creación, la investigación, la divulgación y el debate de la cultura contemporánea que se conectan en un programa interdisciplinario. Nació en 1994 en el marco de la rehabilitación del barrio del Raval y de sus edificios históricos con la intención de ubicar un complejo de cultura contemporánea en la antigua Casa de Caridad. El proyecto se encargó a Piñon y Vilaplana. Todo el recinto estaba formado por un entramado de edificios de distintas épocas. Los arquitectos aprovecharon la estructura original en forma de U alrededor del patio central. El ala norte se sustituyó con un edificio periscópico de treinta metros de altura que refleja el entorno urbano y que contiene las escaleras y accesos a todas las salas de exposición. El proyecto ganó el premio FAD y el Ciutat de Barcelona de Arquitectura de 1993.

prop_cccb_subdirector

Ayer pude visitar las exposiciones del CCCB junto a Mario Corea, jefe de producción de exposiciones de dicha institución y director del Posgrado Espacio efímero que hacemos en Arquine junto a la UPC. Las mejores exposiciones que he visto, las que me han emocionado, se han hecho en esta institución, por esta razón le pedí a Mario que me explicara cuál es el proceso que siguen en el centro para llevar a cabo las exposiciones temáticas que hacen. Me comentó que todos los proyectos parten de un tema que trata la cultura contemporánea y que se conciben para hacerse en el mismo centro para, quizás luego, itinerar. La exposición es quizás la parte del proyecto que más se conoce pero siempre se plantea con actividades paralelas como conferencias, mesas de diálogo, talleres o cursos. Para ellos el éxito de una exposición no se determina solo por el número de visitantes sino también por la gente que participa en dichas actividades.

adaptive-imagesCyrus Kabiru, Gafas maravilla (C-Stunners) 2012. Sol Caribeño (Caribbean Sun). © Cyrus Kabiru. Foto: Miguel Luciano.

En el momento sólo hay una exposición abierta al público, Making Africa. Un continente de diseño contemporáneo, que, casualmente, es la primera exposición que no pertenece al CCCB. Se trata de una muestra producida por el Vitra Design Museum y el Guggenheim de Bilbao presentada en diferentes museos y centros culturales de todo el mundo. Esta exhibición ha planteado una nueva forma de trabajar a todo el equipo del CCCB, que ha tenido que encontrar un espacio para almacenar las cajas y embalajes con la que se mueve la obra –como no es un museo, no tiene un espacio destinado para este fin–. Al no ser una museografía pensada para el CCCB, se monta y desmonta todo a partir de un manual que sirve para todos los lugares al que va, dejando poco para la creatividad y sin grandes retos para los encargados del montaje.

image1

Lo bueno de visitar el CCCB con Mario es que pudimos pasear por las salas que se están montando. En dos semanas se inaugura la exposición La máquina de pensar. Ramon Llull y el ars combinatoria, dónde se muestra la faceta de inventor del intelectual catalán del siglo XII.

Lo que se empieza a ver es más propio de este centro; el recorrido y la transformación del espacio se plantean como pilares a tener en cuenta para el diseño de la exposición: vitrinas que hacen zigzag entre los arcos del edificio original, una instalación artística que se apodera de la sala.

image4 image3

Los montajes normalmente duran tres semanas, si es arquitectónicamente sencillo, o cinco, si es una exposición más escenográfica. En la de Ramon Llull están en la segunda semana de montaje y ya se han hecho los muros, la instalación eléctrica, se ha colocado el pavimento y se ha realizado la primera mano de pintura. Queda todavía la instalación de audiovisuales, la de obra y, finalmente, la gráfica, que siempre va al final.

Ya saliendo, veo por dónde entrará el público. Todavía hay pruebas de color sobre el muro de acceso. Según Mario, deben ser pruebas grandes ya que las pequeñas no sirven de nada, además deben estar bien iluminadas para que el diseñador del montaje pueda decidir qué color funciona mejor.

image2

Han pasado más de veinte años desde la apertura del CCCB; se han logrado evocar muchos espacios y sensaciones en casi todos sus montajes expositivos, algunos todavía siguen en la memoria de los ciudadanos de Barcelona y sirven de motivación para gente que, como yo, quiere vivir diseñando y pensando espacios diferentes para contar historias.


Conoce el Posgrado Espacio efímero de Arquine y la Universidad Politécnica de Cataluña. El posgrado está pensado con la finalidad de ofrecer conocimientos especializados a personas de toda la república, laboralmente activas. Por ello, las clases se imparten cada quince días, viernes por la tarde y sábados a lo largo de toda la jornada.

Artículos del mismo autor