Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Noticias

Premio Pritzker 2014

Premio Pritzker 2014

13 junio, 2014
por Pedro Hernández Martínez | Twitter: laperiferia | Instagram: laperiferia

El Pritzker humanitario : Shigeru Ban*

Shigeru Ban es el último arquitecto en unirse a la lista del Premio Pritzker. Además, es el séptimo arquitecto japonés en recibir el galardón tras Kenzo Tange (1987), Fumihiko Maki (1993), Tadao Ando (1995), Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa (2010) y Toyo Ito (2013). Así, en lo que va de la década, Japón se ha convertido, por obra y gracia del prestigioso premio, en el máximo referente de la arquitectura contemporánea. Pero el trabajo de Ban se aleja de los discursos de sus compatriotas. Caracterizado por el uso ingenioso de materiales reciclados como el cartón o los contenedores para el transporte de mercancías en sus proyectos, ha sabido encontrar el potencial de una arquitectura alejada de los excesos. Al enterarse del premio, los distintos medios de comunicación han ensalzado su nombre en los grandes titulares de sus artículos, considerándolo como el ejemplo más representativo de lo que es —o debe ser— un arquitecto social, destacando ante todo sus trabajos pensados para situaciones de emergencia.

Shigeru Ban parece representar como nadie un nuevo paradigma discursivo que se busca en la arquitectura tras la llegada de la crisis. Éste se refleja a la perfección en el giro del Pritzker de los últimos años, que se aleja del espectáculo —no de los grandes nombres— para apostar por una (otra) arquitectura que se interesa más por el saber hacer del artesano que las formas sin sentido ni, en algunos casos, contenido. No es que Ban desmerezca el premio. Su carrera está plagada de magníficos ejemplos arquitectónicos e investigaciones estructurales más allá de los proyectos —en los que destacan pequeñas casas como la Naked House, una livianísima vivienda de madera y textil prácticamente traslúcida, a medio camino entre el mueble y el inmueble, o grandes proyectos institucionales como el Centro Pompidou de Metz y el Museo Nómada—, pero el momento en que llega demuestra el claro interés por un cambio en las prioridades de la disciplina que, desde instituciones, se persigue en los últimos años. Sin embargo, Ban no está haciendo nada que no hiciera hace más de 30 años, cuando se presentó ante la ONU para ofrecer sus estructuras de tubos para construir viviendas para refugiados en Ruanda que evitaran la deforestación de los bosques, con los que hasta entonces se construían las cabañas, por lo que es seguro que poco van a cambiar los intereses del japonés con la recepción del premio. Otra cosa es cuánta atención se le vaya a prestar desde ahora.

745

*Texto publicado en Arquine No. 68 | Fundamentales

Artículos del mismo autor