Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Noticias

Pabellón Eco 2015

Pabellón Eco 2015

28 marzo, 2015
por Arquine

GANADOR | Taller Capital | Loreta Castro Reguera Mancera y José Pablo Ambrosi Cortes

Vista Exterior6

La ciudad de México ha sufrido cambios drásticos en su contexto urbano y paisajístico desde su fundación hasta la actualidad. De ser un asentamiento en el centro de un sistema de cinco lagos, mutó a la ciudad de los palacios para últimamente convertirse en sede de enormes desarrollos habitacionales. La megalópolis fundada en un suelo pantanoso tuvo que transformar drásticamente su medio para permitirse crecer hasta el infinito. Hoy, y desde hace ya varias décadas, subsiste debido a que en la profundidad de su suelo funciona una de las infraestructuras hidráulicas más complejas del mundo: un sistema de tuberías y bombas capaz de desalojar de la Cuenca de México entre 59 y 74 m3/s de aguas residuales y pluviales. Al día de hoy, este sistema sigue creciendo a través de Túnel Emisor Oriente (TEO), el desagüe más grande del planeta.

Paradójicamente, la ciudad de los lagos se ha convertido en la de la escasez. Para abastecer de agua a una población mayor a los 20 mill., es necesario importar aproximadamente 19m3/s de agua y extraer del sub suelo más de 40m3/s. Esta situación ha provocado una dramática transformación del suelo arcilloso sobre el que la metrópolis está construida, causando severos hundimientos. Durante los últimos 100 años, la zona centro de la ciudad se hundido por lo menos 10 metros, esto quiere decir 10 cm anuales en promedio.

Pero, ¿cómo concientizar a la población sobre la paradoja hídrica a la que cotidianamente se enfrenta? La ciudad ha sido capaz de borrar todo rastro de su pasado hídrico. Son contados los hitos que hablan de los enormes esfuerzos que se han realizado para lograr el abastecimiento y drenaje del agua para la Ciudad de México porque las grandes infraestructuras están enterradas a grandes profundidades.

Propuesta Taller Capital-7

El día de hoy se construye a 150m de profundidad el TEO, una tubería de 62 km de longitud, que cruza de sur a norte la Zona Metropolitana del Valle de México, constituida al encajar una serie de aros de 1.5 m formados por 7 dovelas y una llave de concreto prefabricado que, al unirse, logran un diámetro interior de 7.5 m y uno exterior de 8.4m. Esta obra monumental sólo se puede y podrá apreciar durante el tiempo que dure su construcción y únicamente por aquellas personas involucradas en la misma. El Pabellón Eco 2015 resulta la oportunidad perfecta para hacer evidentes los esfuerzos sobrenaturales en los que la ciudad de México ha invertido para subsistir. ¿Porqué no montar uno de estos aros en el centro del patio de Mathias Goeritz? Queremos generar un foro dentro de una de las piezas que conforman el drenaje profundo, misma que regresará a una profundidad de 150 m después de las 10 semanas que estará expuesta en el Museo Experimental El Eco.

Propuesta Taller Capital-10

Con una altura de 1.5m, el aro del TEO se ubicará al centro del patio. El nivel de piso terminado se conservará en el interior del aro y se elevará a través de una estructura de madera y una cama de grava asfáltica 60cm al exterior del mismo, representando el hundimiento que ha padecido la zona debido a la extracción de agua del subsuelo desde que se construyó El Eco.

La pieza llave del aro se retractará 80 cm del cuerpo principal, convirtiéndose en el acceso al interior a través de un escalón de placa metálica. Al patio se accederá por una rampa de madera ubicada dentro de la galería principal, desde donde se podrá apreciar, a través del vidrio del ventanal, los 60cm de hundimiento que ha padecido la zona. Además, al elevar el piso será posible que haya cabida para un auditorio de entre 20 y 300 personas ubicados tanto dentro como fuera del aro.

El Eco, un espacio en continuo movimiento, un lugar para experimentar, por primera vez y, probablemente por única, será sede de una muestra de la infraestructura más grande que se construye en nuestro país, misma que durante su evolución, ha sido capaz de transformar la forma de vida y el contexto de la Ciudad de México.

Untitled

Cuestionario

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

  • Análisis del contexto
  • Primeros croquis de trabajo.
  • Sesiones de discusión sobre el programa y la manera en que éste se puede materializar.
  • Revisión de obras de arte y arquitectura análogas en cuanto a la expresión que buscamos transmitir con el proyecto. Croquis de trabajo
  • Dibujo de anteproyecto y paralelamente desarrollo de maquetas de trabajo, croquis y experimentación con materiales.
  • Dibujo, desarrollo de imágenes objetivo.
  • Dibujo de ejecutivo.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

En primer lugar, las necesidades de quién habitará el espacio; en segundo lugar, y no menos importante, el contexto. En base a las anteriores, la expresión del edificio a través de la generación de nuevos espacios y de su materialidad.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

En todo momento tenemos presente al contexto físico. Diseñamos para la ciudad, con la intención de construirla, es una de nuestras premisas principales. Tanto en espacios interiores como exteriores pensamos en la relación que éstos tienen con el entorno urbano, en como hacerlos parte de él permitiendo a la vez que el habitante puede elegir entre convivir o aislarse del mismo. Nuestra arquitectura se convierten en objeto arquitectónico cuando tienen que lidiar con la ciudad, sin dejar de ser espacio diseñado para quien la habita.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

Durante el año pasado tuvimos unos meses difíciles en los que estuvimos desarrollando el proyecto que, hasta el momento, ha sido el más grande del despacho, pero sin contar con un cliente específico. No aventuramos a desarrollar un parque hídrico sabiendo que sólo así se podría abrir la posibilidad de llevarlo a cabo. Trabajamos durante 6 meses en un conceptual, financiándolo nosotros mismos. Esta decisión, quizá, ha sido una de las mejores que hemos tomado debido a que el proyecto es paradigmático en su género y lo hemos podido difundir a nivel nacional e internacional. Al día de hoy, un año después, tenemos ya un cliente y estamos en vías de concretar su puesta en marcha.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Peter Zumthor ha sido determinante en la manera en que diseño y pienso la arquitectura porque, bajo su tutoría, la convertí en un medio de expresión artística. Humberto Ricalde, como maestro y guía de un pensamiento claro. Luego los grandes monumentos arquitectónicos en India; las arquitecturas vernáculas en China y Perú, y la contextualización de la arquitectura contemporánea de Brasil.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

Su presencia en México indica una ruptura en la manera de hacer y percibir el arte. Goeritz libera a los artistas -y a los arquitectos- de la carga histórica, política y de los paradigmas internacionales. Es el primer gran expresionista. Abre la puerta a nuevas formas de hacer, a una gran variedad de caminos, libera -sobre todo al artista- del estigma.

¿Porqué participar en el Pabellón Eco?

Por la oportunidad que representa para nosotros de establecer un diálogo con la comunidad artística de nuestro país a través de la expresión arquitectónica.

Propuesta Taller Capital-8

Resto de Propuestas

PROPUESTA 5BisAlberto Odériz

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

He detectado dos tipos de procesos: unos que llamo de idea feliz, son muy raros y tiendo a desconfiar de ellos; y otros que sólo salen adelante con trabajo. En cualquier caso los elementos de los procesos son un poco esquizofrénicos, entre el caos y el orden, se avanza a base de maquetas y dibujos. También tiene un peso importante la revisión crítica del trabajo con otras personas.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

El programa, el contexto, los usuarios, el cliente, los materiales, el trabajo en equipo… aunque la suma de todos ellos no resuelve necesariamente el proyecto, la suma de ingredientes no garantiza el resultado.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

Creo que la función de la arquitectura en la ciudad es permitir que los ciudadanos puedan usarla. En ese sentido la contribución a la ciudad la daría las posibilidades de uso del proyecto. Un proyecto que no se usa es un fracaso, y viceversa.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

El proyecto de El zócalo, por los tiempos ajustados, el presupuesto y la responsabilidad de trabajar para unos usuarios tan heterogéneos, en un espacio público de esa importancia y con una vida pública tan activa.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Todos aquellos que tienen en cuenta lo urbano, la ciudad. Parece una respuesta evasiva pero la verdad es que no hay tantos. Pero también me interesa el otro extremo, aquellos que nunca salen de su taller y se alimentan de sus obsesiones. Colecciono fotos de los talleres de artista, principalmente escultores.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

Tuvo una posición crítica fuerte respecto a lo que se hacía en ese momento y el valor de proponer una alternativa.

¿Porqué participar en el Pabellón Eco?

Es un reto. Es un museo que plantea unos espacios de exposición opuestos a los actuales que proponen salas lo más neutrales posibles. En el Eco no hay neutralidad, el museo está influyendo todo el tiempo en el espectador o en cualquier pieza que se ponga en su interior.

PROPUESTA 3ARKRAFT studio | Marcos Ríos

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

La investigación, el estudio del sitio, el diálogo y la discusión con el equipo como herramienta de reflexión, la inspiración de nuestras vivencias, los recuerdos, las memorias. Los dibujos previos, la diversidad de ejercicios y exploraciones como retroalimentación de la propuesta a resolver.

¿Qué se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

Se toma en cuenta en tres vertientes, el creativo, el ejecutivo y el administrativo. Por ejemplo el análisis contextual, la temporalidad, la solución formal y funcional corresponden a lo creativo. La coordinación del equipo, la supervisión y la colaboración que se tiene con el personal quien ejecuta la obra, corresponden del ejecutivo. Los tiempos y la economía del cliente como lo administrativo. Para lograr una materialidad del proyecto satisfactoria y deseada.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

Proponiendo el diseño como base de mejorar las condiciones espaciales cuidando el costo, que corresponda con la necesidad funcional y que cuide lo más posible el contexto inmediato del lugar.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

El Pabellón Eco.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Creemos que hay cierta sinergia con la arquitectura mexicana y con la arquitectura oriental. Por ejemplo con Luis Barragán, Juan O’ Gorman, Tadao Ando. Los consideramos como fuente de análisis y reflexión de resolver y reinterpretar la espacialidad, pero más allá de las referencias, los hilos conductores nos guían.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

El cómo llevó la experiencia sensorial con la creación del Museo del Eco, haciendo un espacio arquitectónico, donde se explora, hay incertidumbre, asombro, concientiza el paso del tiempo por la luz y la sombra, ofrece silencio, contemplación, algo que va más allá que sólo espacio construido rompiendo los esquemas estrictos funcionales de la teoría.

¿Por qué participar en el Pabellón Eco?

El despacho principalmente se interesa en la constante exploración, como detonante la percepción espacial y sensorial. Por lo tanto nos sentimos muy identificados con este espacio como una gran oportunidad de experimentar el potencial creativo.

cort_01BNS Estudio | Andrea Balestrero, Rodrigo Novelo, Estefany Soria

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

Inspección del lugar, lluvia de ideas, dibujo, constante verificación de las hipótesis, dibujo, definición de la solución final, dibujo.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

La arquitectura es una disciplina basada en las relaciones entre personas, objetos y espacios, más que en las formas de cada uno de estos elementos, la manera en que un proyecto gestiona estas interacciones debería tener siempre como punto de partida y meta final la vida de las personas que van a utilizar el espacio. Cada proyecto exitoso presupone la capacidad de leer e interpretar el contexto en que se encuentra, en todos sus aspectos, para transformarlo estableciendo nuevas relaciones significativas.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

El valor de un proyecto arquitectónico reside no sólo en sus características específicas, sino también en la consistencia con sus objetivos teóricos, que tienen un valor más general. En este sentido la reflexión estética puede y debe tener también un significado político.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

Cada día es un nuevo desafío.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Giancarlo De Carlo, Alvaro Siza, James Stirling, Rem Koolhaas, Cedric Price, Luigi Moretti, Gunnar Asplund, Lina Bo Bardi, Kazuyo Sejima, Le Corbusier, Mathias Klotz, Eduardo Souto de Moura

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

 Aunque comprenda sus razones históricas, personalmente no compartimos el enfoque de Goeritz de la arquitectura como suceso emocional puro, libre de otras razones. Sin embargo, del trabajo de Goeritz surge claramente la necesidad de la arquitectura para saber comunicarse con el hombre a través de la forma del espacio.

¿Porqué participar en el Pabellón Eco?

Estamos interesados en la arquitectura temporal por su carácter experimental, algo que caracteriza al Museo El Eco desde su fundación. Conocimos y apreciamos los proyectos presentados en las ediciones pasadas, y el cambio del procedimiento del concurso en favor de un proceso más abierto nos parecía como una oportunidad muy estimulante.

PROPUESTA 2Giacomo Castagnola | Germen estudio + La Carpintería MX | Ricardo Rodríguez Elías y Otniel Josué Rodríguez Elías

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

GC: Lo primordial para nuestro proceso de trabajo es el tiempo, proceso implica tiempo, el tiempo que cada proyecto puede tener para que puedan ir madurando y definiéndose casi solos, alimentándolos de información constantemente. El proceso se vuelve más un día a día de llevar el proyecto con uno a todos lados, siempre pensándolo. Hacemos muchas maquetas como parte del proceso, de diferentes escalas y materiales. Trato de que la práctica no sea solo de oficina, sino que caminamos la ciudad, buscamos materiales, productores, supervisamos, instalamos, haciendo el ejercicio más dinámico y diverso. La idea es que del diseño, a la maqueta, al prototipo, hasta el resultado final, el proceso sea un continuo desarrollo y prueba.

LCMX: La Carpintería Mx investiga lo relativo a los procesos de la madera con el fin de adquirir el domino en el trabajo de éste material (agotar sus posibilidades de manipulación).  Además buscamos combinar la madera con un gran número de materiales, que sumandos a las técnicas tradicionales y contemporáneas de producción, buscamos satisfacer las necesidades a gran escala como en la arquitectura y a baja escala en nuestras piezas de mobiliario.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

GC: Se deben de tomar en cuenta muchas cosas, y la forma de tratar cada una de esas cosas depende mucho de las características de cada proyecto.

LCMX: Desde nuestra punto de vista, la arquitectura debe satisfacer las necesidades de los usuarios, tanto funcionales como estéticas. Bajo este argumento, consideramos que la percepción y apreciación de la estética forma parte de este conjunto de necesidades.

Al hablar de nuestro trabajo, una premisa es la búsqueda de confort de los usuarios durante su permanencia en un espacio (interior ó exterior) ó al momento de interactuar con un objeto (mueble ó inmueble).

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

GC: Alimentándose de lo que la misma ciudad produce e inventa, investigando sus modos locales de producción, para así desarrollar proyectos que trabajen con ese material cultural y saber local. Empleando este conocimiento en proyectos de arquitectura, diseño y museografías expositivas que integren y conversen con las dinámicas sociales y arquitectónicas del lugar y no solo actúen de forma paternalista o ignoren su contexto.

LCMX: Generando un puente entre los lenguajes del diseño y la producción con la finalidad de crear procesos de colaboración mas que de subordinación

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

GC: Es difícil responder eso, todos los proyectos tienen sus momentos desafiantes. Pero para mencionar uno, tal vez el diseñar el museo La casa de El hijo de El Ahuizote ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México en calle Colombia # 42, museo que expondrá los archivos de los hermanos Flores Magón. Es no solo desafiante sino muy especial para el estudio, porque es en este proyecto en donde las dos prácticas de la oficina se cruzan directamente: las investigaciones en arquitecturas y comercio informal y el conocimiento que en ellos se genera; y practica del diseño de dispositivos arquitectónico/museográficos para exhibiciones de archivos. En este proyecto se junta entonces un archivo anarquista y lo que eso significa en la actualidad, en esa locación y en el diseño mismo; y la práctica del comercio ambulante en esa área del centro y las estructuras físicas y sociales que ellas han generado.

LCMX: Cada proyecto tienen un reto particular pero sin duda el Pabellón Eco fue unos de los proyecto que nos ha desafiado. Nos ha hecho reflexionar sobre nuestra dirección de trabajo y nuestro proceso de diseño y desarrollo.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

GC: Los que más han influenciado mi trabajo son tal vez no arquitectos, sino las ciudades en donde he vivido y las arquitecturas auto-construidas o informales de las que gran parte de estas ciudades están hechas, desde Lima, Perú hasta Tijuana y ahora en ciudad de México. Trabaje con Teddy Cruz en la región de San Diego/Tijuana por unos años y definitivamente influenció parte de mi trabajo, así también grupos históricos como los Situacionistas y sus ejercicios de mapeos psicogeográficos o derivas; así como los proyectos de arquitectura expandida del arquitecto/teórico Buckminster Fuller.

LCMX: Apreciamos el trabajo de Oscar Hagerman, Mauricio Rocha, Alberto Kalach, entre otros.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

GC: El tratar de expandir los límites de la disciplina de la arquitectura hacia el arte, ejerciéndola más como un ejercicio fenomenológico, en donde el recorrido, el color, la textura de un muro, una escultura, o el performance del programa eran parte constitutiva de la arquitectura. La arquitectura no se detenía en el cascaron sólido que hace espacios, si no que involucraba toda las emociones que pueden definir ese espacio.

LCMX: Creemos que Mathias Goeritz logró re-valorizar las emociones. Se contrapuso a una teoría moderna de funcionalismo y racionalidad.

¿Porqué participar en el Pabellón Eco?

GC: Porque es quizá el único concurso para arquitectos y diseñadores en donde se les invita a proponer un experimento arquitectónico y espacial de pequeña escala; y que tiene el manifiesto de la arquitectura emocional de Mathias Goeritz como archivo y personaje con el cual uno tiene que encontrar la forma de establecer una conversación experimental.

LCMX: Admiramos el trabajo de Mathias Goeritz, consideramos el Museo Experimental El Eco como uno de los edificios icónicos de esta ciudad. Participar en el Pabellón Eco y tratar de dialogar con la arquitectura de este lugar es una satisfacción personal y profesional.

 

PROPUESTA _ escaleraEl Umbral | Mercedes Landa Quintanilla, José Sacre Íñiguez, Mario Ramos Catalá

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

La conceptualización sin prejuicios, las mesas de diálogo y debate, el reconocimiento de las necesidades, el rebote multidisciplinario, el dibujo y la palabra.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

El contexto, los recursos, el humano –y cómo se mueve-, el tiempo, el sol, el viento, los materiales, las estructuras y los sistemas, el cliente, los permisos, las licencias, la intención, la especulación, las corrientes, los filósofos, el arte, la espiritualidad y la intuición.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

Buscamos que nuestros proyectos cuenten con un buen fundamento ético y una intención estética honesta. Buscamos el goce y deleite del usuario y estructuras sustentables y adaptables con los años. Buscamos hacer una arquitectura encargada de convertir los espacios en lugares, y los lugares en ritos.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

Ser capaces de sustentar económicamente el estudio.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Creemos que nuestro trabajo se influenciado mucho más por lugares, por pensamientos colectivos, por palabras, por variadas disciplinas, por espacios, por momentos en el tiempo, movimientos sociales y contextos inmediatos.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

El “Manifiesto de la Arquitectura Emocional como contraposición a las corrientes funcionalistas desgastadas.

¿Por qué participar en el Pabellón Eco?

El Pabellón Eco ha demostrado ser una excelente plataforma de experimentación y diálogo para jóvenes arquitectos. El Pabellón Eco es una buena oportunidad para poner en práctica los pensamientos que van forjando la visión de la arquitectura -sus límites y posibilidades-.

PROPUESTA 6_bisg3a | Juan Alfonso Garduño Jardon, Ángeles Garduño Jardon, Armando González

¿Cuales son los elementos de su proceso de trabajo?

Análisis, conceptualización y desarrollo de ideas. Principalmente nos interesan dos temas: el espacio y el programa.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

La especificidad del proyecto desde un contexto amplio (físico, social, económico, etc) , desde ahí surgen estrategias muy variadas y nada predeterminadas.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

Cada proyecto tiene diferentes posibilidades para contribuir con la ciudad -una casa privada tiene alcances muy distintos que un espacio publico- independientemente que casi en cualquier caso existe la posibilidad de contribuir. El primer paso siempre en entender los grandes retos que tiene la ciudad contemporánea como la inequidad, la expansión territorial, a falta de acceso y movilidad integral, etc. Seguido se evalúa la capacidad de cada proyecto para contribuir y finalmente se generan estrategias que van desde el impacto a vecinos directos hasta proyectos de reconstrucción del tejido social.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

Casi siempre nos ingeniamos la manera de encontrar retos importantes en cada proyecto. Casi nunca repetimos proyectos.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Sigurd Lewerentz, Peter Zumthor, Smiljan Radic, entre otros, para lo arquitectónico. Rem Koolhaas, Jan Gehl, entre otros, para lo urbano.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

Sin duda la fuerza del espacio como elemento de significación y trascendencia.

¿Porqué participar en el Pabellón Eco?

Representa una de las plataformas más serias de impulso a oficinas jóvenes de arquitectura.

propuesta 4_BIS2T38studio

¿Cuáles son los elementos de su proceso de trabajo?

La mayoría de los proyectos que realizamos son para vivienda que nosotros desarrollamos y construimos. La práctica inicio con 1 arquitecto y 6 albañiles, hoy en día el equipo está conformado por 10 arquitectos y 70 personas de construcción, entre los cuales hay albañiles, carpinteros, herreros, etc. Por esto mismo, cada proyecto evoluciona a base de un continuo diálogo entre el equipo de construcciónón y el equipo de arquitectos. Parte de los proyectos se desarrollan desde la oficina de NYC y parte desde Tijuana, estamos acostumbrados a una manera de trabajo muy colaborativa.

¿Que se debe tomar en cuenta al desarrollar un proyecto arquitectónico?

Se debe de tener muy claro el contexto especifico en el cual se desarrolla cada proyecto. Es muy importante saber las condiciones y limitantes, tanto sociales, económicas, o de capacidades de quien lo va a construir. Pero cada proyecto es una gran oportunidad de aportar, en todos nuestros proyectos nos gusta tomar riesgos y experimentar.

¿Cómo buscan que sus proyectos contribuyan a la ciudad en la que se desarrollan?

“I believe the greatest good to be done is that which one does to one’s own city”
-Machiavelli

Siempre hemos operado bajo esta premisa. La mayoría de nuestros proyectos han sido en la ciudad de Tijuana, que ha sido una gran plataforma para trabajar a una escala urbana. Nuestro trabajo en esa ciudad lo vemos como un solo proyecto, compuesto por diferentes tipologías de vivienda, hasta el momento hemos desarrollado más de 40 unidades de vivienda en su mayoría unifamiliares. Y en el 2015 se estarán construyendo 140 unidades en diferentes proyectos multifamiliares todos en la misma zona. Nuestro mayor interés es trabajar en esta escala en donde realmente podemos hacer un cambio en el contexto y mejorar la calidad de vida no nadamás a los habitantes de nuestros proyectos, si no de todos los vecinos.

¿Cuál ha sido el proyecto o momento más desafiante del despacho?

Nuestro proyecto más desafiante hasta el momento fue sacar adelante un proyecto de 18 viviendas unifamiliares que estábamos construyendo en el 2008, uno de los años en donde Tijuana estaba pasando por sus peores momentos de violencia. Básicamente se frenaron todos los proyectos que había en la ciudad, pero le tuvimos mucha fé a que el proyecto iba a crear una comunidad, que tanto se necesitaba en esos momentos en donde la gente no salía de sus casas.

¿Qué arquitectos tienen de referencia o por cual se ve influenciado su trabajo?

Gordon Matta-Clark, Cedric Price, The Smithsons, Lebbeus Woods. Y de oficinas Mexicanas nos gusta mucho el trabajo de Productora.

¿Cuál consideras que es la aportación más importante de Mathias Goeritz?

Haber tomado una postura tan clara en contra del movimiento predominante en México en ese momento, el modernismo. El haber tenido la habilidad de llevar su visión de arquitectura emocional a una realidad tan concreta como lo es El Eco.

¿Porqué participar en el Pabellón Eco?

Nos interesa mucho el arte contemporáneo, y hemos tenido la oportunidad de colaborar con grandes artistas como Oscar Murillo y Korakrit Arunanondchai o instituciones como The Mistake Room, para la cual diseñamos su espacio en Los Angeles. El Eco nos interesa porque es un foro diferente, en un recinto magnífico, para poder plasmar algunas de nuestras ideas.

PROPUESTA 7ECO2015_LA_IMAGEN_Lorenzo Álvarez

ARTÍCULOS RELACIONADOS