Libro del día ✅📚

Obras

Una nueva envolvente

Una nueva envolvente

Nombre del proyecto

  • Retrofit Bravo Paulista Building

Arquitectos

  • Dal Pian Arquitetos

Página web

  • dalpian.arq.br

Superficie

  • 7,915 m²

Ubicación

  • Sao Paolo, Brasil

Fotografía

  • Nelson Kon
  • Pedro Mascaro (drone)

Fecha

  • 2023

Localizado en la región de “Jardins” en la ciudad de São Paulo el retrofit de Bravo Paulista fue un desafío para transformar, valorar y a dar una nueva infraestructura a un edificio de oficinas existente. Su implantación, perpendicular a la Avenida Santos, compone en secuencia al Edificio Scarpa en la Avenida Paulista. La planta baja de estos dos edificios alberga espacios comerciales, a los que se accede a través de un sendero lineal y público que une estas dos importantes vías. La intervención en el edificio ha sido integral. Una nueva envolvente en su base da un nuevo sentido a su presencia urbana, mientras que nuevos materiales tanto en el interior como en el exterior, nuevos elementos que proporcionan protección solar y una reformulación completa de su infraestructura técnica y de comunicaciones, permiten que sus espacios respondan a sus necesidades de ocupación y uso, lanzando hacia adelante nuevas relaciones de trabajo.

Para asegurar el edificio a sus nuevas necesidades de ocupación y contribuir a su aumento de calidad ambiental interior, se priorizaron estrategias pasivas y bioclimáticas, para mejorar la refrigeración e iluminación natural, logrando un buen control de la incidencia solar directa. Establecimos una nueva volumetría exterior, que valoriza y realza el edificio, añadiendo a su base y a su cuerpo nuevas “cáscaras” para proporcionar protección solar y control climático.

En la base del edificio, las ventanas, con sus aberturas amplificadas, están protegidas por una “envoltura bioclimática”, que realza las fachadas. Compuesta por una estructura metálica fijada a las fachadas del edificio original, soporta paneles de aluminio con perforaciones aleatorias, que no interfieren con las perspectivas visuales que ofrecen los espacios de trabajo. Este sistema, cuando se enciende por la noche, compone una especie de “envoltura” de fuerte expresión arquitectónica que realza el edificio dentro de su entorno. El cuerpo de la torre recibe, en sus fachadas delantera y trasera, una protección ambiental en perfiles horizontales de aluminio que, fijados también a estructura metálica desprendida de estas fachadas, unifican visualmente el edificio.Las nuevas y ampliadas ventanas, disponen de vidrios con alto nivel de rendimiento térmico y baja reflexión solar, amplían las vistas, y favorecen la ventilación natural y cruzada resaltando el edificio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS