Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Obras

Todo nació a partir de un picnic

Todo nació a partir de un picnic

Nombre del proyecto

  • Devils Glen

Arquitectos

  • StudioAC

Página web

  • archcollab.com

Ubicación

  • Bruce Peninsula, Canadá

Fotografía

  • Felix Michaud

Fecha

  • 2023

La casa Devil’s Glen se encuentra en la península de Bruce, a unas horas al norte de Toronto, en Canadá. El proceso de diseño comenzó con un picnic in situ, en el que la conversación se centró más en los elementos naturales del lugar que en la construcción, una conversación que inspiró la ética del proyecto.

El diseño partió de dos premisas: por un lado, que la casa se situara en un sitio estratégico para aprovechar la radiación solar a lo largo del día, las vistas al agua y evitar perturbar el hábitat natural en la medida de lo posible. El segundo objetivo era que la cubierta actuara como un dispositivo para dar forma a la luz, los niveles de intimidad y los puntos de vista sobre las copas de los árboles, el agua y el cielo. La casa está organizada en dos barras lineales, una con dormitorios y otra con espacios abiertos.

La modestia de la planta se basa en una sencilla cuadrícula de 3.5 × 4.5 m para los espacios habitables y 3.5 × 4.5 m para los dormitorios, lo que permite vivir en ellos sin obstáculos. Un simple desplazamiento de las dos barras produce una terraza cubierta frente al agua y un porche cubierto en la entrada, a la vez que aumenta la privacidad tanto del dormitorio principal como de los cuartos de baño secundarios. Este desplazamiento de las barras, y el emplazamiento de la casa, también ocultan la vista del agua al llegar al lugar. Una vez que se entra en la casa, el paisaje y el agua se revelan a través de ventanas de estilo viñeta que dan al bosque, así como una amplia pared de cristal que da al lago.

La planta se remata con una cubierta aparentemente sencilla que responde estructural y formalmente a las copiosas nevadas que pueden producirse en la zona. La modestia se observa en el concepto formal y estructural de la cubierta, que utiliza cerchas enmarcadas y revestidas para aumentar la estabilidad lateral, pero éstas tienen un doble propósito. Mientras que la cara exterior del tejado es coherente, se observó libertad con lo que podía hacerse con el tabique entre las dos barras por encima de la altura de los muros primarios. Dentro de cada crujía, se permite que este tabique oscile de izquierda a derecha, produciendo a veces un frontón íntimo, un gran cobertizo o un embudo de luz. Esta táctica se amplía con una plataforma que permite contemplar el cielo desde las copas de los árboles, las nubes y las estrellas.

La elección de un edificio metálico singular se inspiró en los edificios agrícolas de la zona, y una robusta especificación galvanizada, sin colores de acabado, aumenta la robustez y refleja los matices del paisaje y el cielo a lo largo del día. En el interior, una sencilla aplicación de paneles de yeso pintados de blanco y madera contrachapada en la cubierta diagraman el dispositivo arquitectónico, al tiempo que producen un telón de fondo sin estridencias para el arte, las vistas y la luz del sol.

PRODUCTOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS