Ya puedes inscribirte en el Concurso Arquine No.25 | Pabellón MEXTRÓPOLI 2023 | Ingresa aquí para más información

Obras

Museo sobre el bosque

Museo sobre el bosque

Nombre del proyecto

  • Museo de Arte Audain

Diseño arquitectónico

  • Patkau Architects Inc.

Ubicación

  • Whistler, Columbia Británica, Canadá

Fotografía

  • James Dow, Patkau Architects

Año

  • 2016

 

El Museo de Arte Audain, ubicado en Whistler, Canadá, es un museo privado de 5,200 metros cuadrados que alberga la colección de arte personal de Michael Audain. Una colección que traza un registro visual de Columbia Británica desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad y que incluye una de las mejores colecciones de viejas máscaras de la Primera Nación, una magnífica colección de pinturas de Emily Carr y obras de algunos de los artistas más importantes de Canadá después de la guerra, como Jack Shadbolt, EJ Hughes y Gordon Smith, entre otros.

El diseño del museo se moldeo a partir de tres factores poderosos: primero, la necesidad tanto de albergar la exposición permanente de Michael Audain como exposiciones temporales de todo tipo; segundo, su ubicación en un magnífico bosque dentro de la llanura de Fitzsimmons Creek, y tercero, las nevadas típicas de la región, con una profundidad promedio de 4.5 metros.

El diseño responde a estos factores de manera simple y directa, proyectando un volumen con una secuencia de espacios públicos y galerías en un vacío lineal en el bosque circundante. El edificio se eleva un nivel completo por encima del suelo, con un techo inclinado que contiene la administración y las funciones de apoyo. El emplazamiento y composición del museo trabajan sinérgicamente con el contexto del sitio, para crear un vínculo peatonal público, a través del “paseo por la aldea” de Blackcomb Way, que funciona como columna peatonal de Whistler y que conduce al Museo y al parque Fitzsimmons Creek. Un puente peatonal se eleva a través del bosque para llegar al pórtico de entrada del museo. Desde allí, los visitantes pueden descender hasta el nivel del bosque o entrar al vestíbulo del museo.

La forma simple del exterior está revestida por un metal oscuro que se desvanece entre las sombras del bosque que lo rodea, pero, cuando éste se abre al pórtico de entrada y al pasillo acristalado, se cubre por madera; es decir, los espacios públicos del interior visibles desde el exterior se cubren por madera, mientras que las galerías son volúmenes blancos cerrados. En el interior del edificio, los visitantes avanzan por un corredor acristalado con vistas a la pradera desde el que acceder, primero, a las galerías con la colección permanente y, después, a las de exposiciones temporales.