Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Obras

Casas Vedoble | Barclay&Crousse

Casas Vedoble | Barclay&Crousse

Nombre del proyecto

  • Casas Vedoble

Arquitectos

  • Barclay&Crousse

Páginas web

  • barclaycrousse.com

Equipo de diseño

  • Vahl del Solar, Rosa Aguirre

Construcción

  • Modutec Sac

Ingeniería estructural

  • Luis Flores

Ubicación

  • Playa La Escondida, Cañete, Perú

Fecha

  • 2011

Fotografía

  • Cristobal Palma

 

Las casas Vedoble retoman las lecciones aprendidas en nuestras primeras viviendas peruanas. No surgen como un encargo único, sino como una sucesión de seis trabajos en lotes vecinos y apareados, entre 2007 y 2013. Al decidir que la casa Equis sería no sólo el prototipo de nuestra investigación sobre el paisaje desértico sino también la hipótesis proyectual operativa para las casas siguientes, se generó un todo compacto y coherente. Cada una de ellas forma parte de un laboratorio de investigación proyectual que explora cómo estas hipótesis se declinan para responder a los requerimientos específicos de cada propietario y a la geometría del lote. En el conjunto se distinguen con claridad cuatro elementos constantes:


El recinto, quedelimita el área construible definida por la reglamentación del lugar, es tratado de la manera más abstracta y “silenciosa” posible. Aparece desde la distancia como una extrusión de la materia misma del desierto. Una perforación apenas sugerida define el umbral que une y separa dos espacios exteriores: el espacio infinito del desierto —el exterior-afuera— y el espacio íntimo de la vivienda —el exterior-adentro—. El recinto se torna borde alrededor de la piscina para dar lugar a una relación visual entre el exterior-adentro y el océano.

La playa artificial constituye el microcosmos asociado a la plataforma y la piscina, y marca el límite entre el espacio habitado y el paisaje oceánico. La piscina invita al océano a compartir la intimidad del recinto. En algunos casos, encierra un pedazo de desierto que exacerba tanto su condición de “playa” como la de espacio exterior. La playa artificial es el lugar de la vida cotidiana. En el conjunto, las distintas playas artificiales se relacionan entre sí por medio de sus piscinas, en las que los habitantes se encuentran en un espacio lúdico.

La plataforma habitada es revelada por la pendiente natural del terreno y alberga los dormitorios. Los espacios de reposo se labraron en ella mediante una operación de sustracción de la materia. El volumen suspendido de la piscina interviene como protector de las habitaciones del sol poniente. En el nivel inferior de las casas, las distintas plataformas habitadas están unidas por patios y corredores que discurren entre ellas como grietas en el suelo arenoso.

La escalera, espacio abierto también labrado en la plataforma, une la playa artificial con el nivel de dormitorios, enmarca el paisaje y revela, dentro del recinto, el declive natural del terreno. Es el elemento que estructura la planta al mismo tiempo que genera el espacio vertical en la sección.  

ARTÍCULOS RELACIONADOS