Columnas

La bicicleta como forma de vida

La bicicleta como forma de vida

7 noviembre, 2013
por Laurent Herbiet | Twitter: leHerbiet

Entre los días 6 y 10 de Noviembre del 2013 se presenta la segunda edición en México del Bicycle Film Festival, con proyecciones, documentales, exposiciones y cintas de arte, todas con el común denominador de un camaleónico invento que le ha cambiado la vida a muchas ciudades alrededor del mundo.

La bicicleta como medio de transporte, como medio de expresión individual, como obra de arte, como máquina de protección ambiental, como forma de vida.

El BFF nació en Nueva York hace 13 años, poco tiempo después que su fundador Brendt Barbur sufriera un accidente en una bici debido a un portazo de un coche que lo envió hacia un autobús que lo impactó. Esto le dio tiempo para reflexionar en la falta de cultura que se necesitaba para garantizar un ciclismo urbano seguro, por lo que comenzó a reunir a la escena ciclista underground local, y uniendo su pasión por el arte nació el Bicycle Film Festival.

Con poco más de 60 paises que han contado con el BFF, México cuenta con una gran muestra este año, con filmes y documentales de 20 países en esta edición, con presentaciones desde México hasta Kyrgystán, tocando temas de como la bici cambia la manera de vivir de las personas alrededor del mundo, a veces como medio de trasportación en zonas marginadas, convirtiendose en una herramienta de supervivencia, y otras como herramienta de protesta civil, con un cortometraje que recomiendo mucho ver, del excéntrico y genial Lucal Brunelle, que graba competencias y rodadas épicas en todo el planeta, con cámaras montadas en su casco.

El día jueves la muestra se torna al arte con la presentación del Joyride en prophaeta (Álvaro Obregón 154) donde hay artistas como Acamonchi, Alex Bolio, Bronia Stewart, Elizabeth Cacho, Erik Foss, Fernando Eimbcke, Julia Chiang, Matt Lingo, Miguel Calderón, Peter Sutherland, Rodolfo Morales, Stefan Ruiz, entre otros. El sábado se recrea la tradición ciclista de rodar y hacer picnic, comenzando en el Pensador de Álvaro Obregón y Jalapa para terminar en el Bosque de Chapultepec.

El mensaje más importante de este festival es transmitir la pasión y lo divertido que puede ser subirse a una bicicleta, tomando por hecho las bondades ambientales y urbanas que esto representa, pero para lograrlo es importante romper el ciclo vicioso de la falta de infraestructura ciclista, que genera la falta de ciclistas, cuyas exigencias generarían la mejora de infraestructura y cultura vial, generando más ciclistas.

La bicicleta es cultura, y para generar cambios sustanciales es importante que esta cultura se establezca. Quizá después de 5 días de emociones alrededor de la bici, más capitalinos se suban a una, y se bajen del coche.

bici