Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Columnas

Imaginar un edificio

Imaginar un edificio

28 octubre, 2014
por Arquine

por Pedro Hernández Martínez | @laperiferia

Comentaba ayer Mónica Arzoz en este mismo blog que la ciudad es siempre cambiante. Una situación que es aplicable, por extensión, a la arquitectura, parte constitutiva e integral de la urbe. Pero la ciudad no es solo sus edificios. La ciudad –y la arquitectura– no es simple cambio y progreso, o adaptación a las necesidades. La ciudad tiene también un pasado, una historia y, por supuesto, una memoria. Una memoria que olvida y recuerda. Por eso, más allá de sentidos prácticos, hay cosas que desaparecen y cosas que permanecen, cosas que se abandonan o se recuperan, muchas veces convertidas en otra. La urbe y sus edificios son, por tanto, un conjunto de relatos –en un sentido arqueológico podríamos hablar de estratos– que se superponen, contradicen, anulan o suman constantemente en una relación siempre cambiante. No hay edificio que no almacene en su interior historias y memorias, no necesariamente todas triunfantes o gloriosas, pero seguro que para alguien siempre son importantes.

CineBogart_acceso

Es esta motivación la que mueve la exposición Cine Bogart. Imaginar un edificio. Situado muy cerca del Congreso de los diputados, en el mismo centro de Madrid, el Cine Bogart fue muchas cosas a lo largo de su vida: un pabellón cinematógrafo, un frontón femenino, un teatro, un espacio para espectáculos eróticos y, por supuesto, un cine. Multitud de usos, multitud de nombres –Salón Madrid, Club Pycadilly, Casino Nuevo, Club Lido, Cine Panorama, Teatro Arniches– aparecen en un edifico en el que distintas reformas reconfiguraron su función a lo largo del tiempo modificando, por ende, su forma y apariencia. Hoy, y desde 2001, permanece cerrado por unas reformas que nunca se llegaron a realizar, acumulando miles de historias –reales y ficticias– entre sus paredes. Enfrentándose a todo esto, la curadora Inés Caballero invitó a 6 artistas –Marlon de Azambuja, Nicolás Combarro, Allard van Hoorn, Javier Peña Ibáñez, Leonor Serrano Rivas y Luis Úrculo– a visitar el edificio, permitiendo revisitar sus interiores en una exposición que recoge distintas relecturas del espacio, desde el paso del tiempo, el lenguaje cinematográfico, la acumulación de historias o la última película que se proyectó antes de su cierre indefinido.

imaginar1

Pero el proyecto del Cine Bogart es sólo una parte. La intención de Caballero es invitar a reflexionar, desde el arte y la arquitectura, sobre la ciudad, sus edificios y sus posibilidades. Así, la exposición se amplía con una página web: imaginarunedificio.com que no es sino un mapa abierto que documente edificios que, como el Cine Bogart, se encuentren en desuso en la ciudad. Una cartografía de mundos posibles que invita abiertamente a todo aquel a añadir un nuevo caso. Una invitación a la ciudadanía a contar las historias que no están en los relatos oficiales y a pensar otras nuevas, por encima de un mal llamado “progreso” que las olvide –y derribe. Un momento excepcional para pensar sobre cómo las consecuencias de la crisis nos afecta directamente, pero pueden convertirse en el territorio ideal para plantear nuevas formas de hacer.

CineBogart_AllardvanHoornAllard van Hoorn. 022 Urban songline: latitud: 40.417259° n – 40.417468° n / longitud: -3.698357° w -3.698130° w. Instalación de discos vinilos. Pieza sonora.
CineBogart_MarlondeAzambujaMarlon de Azambuja. Luces de Bohemia. Instalación. Técnica mixta
CineBogart_LeonorSerranoRivasLeonor Serrano Rivas. Una larga espera. Instalación