Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Sin categoría

Estadio Diablos

Estadio Diablos

9 diciembre, 2014
por Arquine

Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.46.54

Ayer se anunció que el equipo de beisbol los Diablos Rojos del México tendrá en 2017 un nuevo estadio que se ubicará dentro del complejo deportivo de la Magdalena Mixhuca contando con 13,000 asientos cubiertos y 3,000 en gradería. Diseñado en alianza de Alonso de Garay (ADG) y Francisco González-Pulido (jefe de diseño de JAHN), el nuevo estadio “tendrá –de acuerdo a sus autores– una estructura monumental de techo liviano – compuesto de acero ligero envuelto en material textil PTFE– que se asemeja a un tridente y que contrasta con la geometría de las cubiertas que han definido históricamente los estadios de beisbol en todo el mundo”.

En contraste con la ligereza de la cubierta, el nivel inferior en la base “es ceremonial y proviene de muchas señales culturales”. Diseñado con materiales locales e “inspirado en la época prehispánica”, “el diseño hace referencia al antiguo juego de pelota mesoamericano” que busca hacer hincapié “en la conexión entre la tierra y los cielos”. Según Alonso de Garay, de ADG: “Nuestro concepto rector fue establecer la dualidad entre el México prehispánico a través de la base y el México contemporáneo a través del techo del Estadio Diablos que combina tradición, innovación, la austeridad y la tecnología en un solo espacio”. Así, bajo está lógica, “A medida que el espectador se acerca al gran entrada, se enfrentan con seis pirámides truncadas revestidas en piedra volcánica. Una vez dentro, un anillo conecta todos los asientos y funciones en una sola experiencia con vistas despejadas al campo”.

Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.46.02 Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.46.12

Según comenta Francisco González-Pulido, jefe de diseño de JAHN, el estadio quiere “incorporar las tradiciones mexicanas y el respeto condiciones naturales existentes” a fin de constituirse como un gran espacio público , integrando para ello cuatro grandes espacios de características muy distintas: una PLAZA CÍVICA, situada al norte, funciona como un gran vestíbulo urbano al estadio; una PLAZA PÚBLICA, situada en la esquina sureste –y diseñada para ser accesible durante todo el año– acogerá los programas comerciales y culturales, como el Salón de la Fama; un GRAN TERRAPLÉN donde se sintetiza “la tradición del beisbol mexicano” y que recibirá a 3,000 espectadores; y los JARDINES en la esquina suroeste, desde los que preservar las especies locales y proporcionar “una perfecta integración en el contexto que lo rodea”. Como comenta González-Pulido, “Nuestro desafío era hacer del estadio un centro social y cultural. Así como Estadio Azteca es la cuna del fútbol mexicano, nos esforzamos para que el Estadio Diablos pueda convertirse en el hogar de beisbol mexicano. El Estadio Diablos es inclusivo, es un regalo de los Diablos Rojos al pueblo mexicano”.

Así mismo el nuevo estadio tiene como objetivo reducir el consumo de energía, residuos y emisiones. El diseño se esfuerza por lograr un edificio Net-Zero, con un mínimo impacto ecológico “para establecer un nuevo estándar de la construcción en México”.

Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.46.36

JAHN_NEW STADIUM DIABLOS ROJOS_2014-17 JAHN_NEW STADIUM DIABLOS ROJOS_2014-18 JAHN_NEW STADIUM DIABLOS ROJOS_2014-19 Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.47.54 Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.48.13 Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.47.22 Captura de pantalla 2014-12-08 a la(s) 19.47.32