Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Columnas

Beyond the supersquare

Beyond the supersquare

17 mayo, 2014
por Alejandro Hernández Gálvez | Twitter: otrootroblog | Instagram: otrootroblog

Supersquare: la súper manzana del urbanismo moderno que, aun confiado en los beneficios del automóvil, transformaba las ciudades en parques atravesados de sinuosos caminos y sembrados con esbeltas torres de apartamentos y otros edificios con todo lo que se pueda ofrecer para vivir en comunidad sin tener que abandonar la súper manzana —y a estas alturas el súper más que designar un tamaño parece apuntar a un poder desmedido.

Del Plan Voisin a Brasilia, Tlatelolco o Ciudad Satélite, al igual que Superman, la supermanzana tiene sus orígenes en el suburbio pero terminó trasladándose a la metrópoli, sea porque ésta la terminó envolviendo o porque aquella quiso probar fortuna en la gran ciudad. Algunos de los nacidos entre los años 60 y los 80 crecieron ahí y muchos más conocimos esas supermanzanas en el momento en que ya se empezaba a notar su prematura decadencia y se criticaba que lo que prometía hacer no lo habían hecho —y tal vez no era un defecto directamente imputable a a su arquitectura. A fin de cuentas, en esa arquitectura siempre hubo algún tipo de preocupación o consciencia social desde su concepción y, además, no sólo quería cumplir con las distintas funciones a las que respondía sino que lo hacía con gracia: el arte siempre era parte integral del diseño: integración plástica, se llamó oficialmente en México. Pero el arte que acompañaba aquella arquitectura moderna resultaba, a veces, de una combinación entre propaganda de estado y arte decorativo: o nos obligaba a concentrarnos en nuestra historia para entender nuestro ser —siempre así, en singular— o nos ayudaba a distraernos. Murales y grecas.

Por supuesto la historia o, mejor, las historias no son tan simples como las cuento aquí. Recorrer la exposición El desafío a la estabilidad, que actualmente se exhibe en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de la UNAM, nos puede dar algunas pistas de lo que pasaba, al menos entre 1952 y 1967, los años que comprende la exhibición. Se trata de los años de la generación anterior a muchos de los artistas cuya obra se muestra en Beyond the Supersquare, en el Museo de Arte del Bronx, a cargo de su directora, Holly Block, de la antigua directora del MUAC y actual directora del Centro de Artes Plásticas Contemporáneas de Burdeos, María Inés Rodríguez, y la diseñadora Benedeta Monteverde. Beyond the Supersquare explora la influencia indeleble de la arquitectura latinoamericana y caribeña en el arte contemporáneo,” —dice la presentación de la muestra— “examinando el complejo legado de la arquitectura moderna y sus ideas —materializadas en los retos políticos, económicos, ambientales y sociales que enfrentan muchos países latinoamericanos— a través de la perspectiva de artistas que trabajan en la actualidad”.

La maqueta de una corbusiana casa dominó con las varillas expuestas de la segunda planta jamás construida, de Felipe Arturo, las imágenes de Jordi Colomer de las casitas de Avenida Ixtapaluca, los diagramas de Daniela Ortiz que muestran el tamaño de las Habitaciones de servicio en relación a las principales en un par de casas modernas, los micrófonos sobre un restirador Interrogando la arquitectura, obra de Felipe Dulzaides, junto al trabajo de Leonor Antunes, Alexander Apostol, Terence Gower, Pedro Reyes o Pablo León de la Barra, entre otros, nos presentan, mezclando ironía y crítica e incluso cierta nostalgia, algo que es más que los restos o los rastros de una modernidad que nunca fue ni extraña ni del todo apropiada —o absorbida, para usar la idea de la Bienal de Venecia que se inaugura en unas semanas—, sino todo lo contrario.

2014-05-16 15.09.53 2014-05-16 15.10.40 2014-05-16 15.13.06 2014-05-16 15.13.18 2014-05-16 15.13.33 2014-05-16 15.13.40 2014-05-16 15.14.43

Artículos del mismo autor