Adquiere tu libro de arquitectura favorito | Envío gratis en pedidos superiores a $2,000 en CDMX

Noticias

Antony Gormley en la Royal Academy of Arts

Antony Gormley en la Royal Academy of Arts

8 noviembre, 2019
por Arquine

 

En septiembre se inauguró en la Royal Academy of Arts, en Londres, una exposición con el trabajo del escultor inglés Antony Gormley (1950). Gormley plantea la exhibición como un “sitio de pruebas”, involucrando los sentidos, usando la escala, la oscuridad y la ligereza y materiales elementales, orgánicos o industriales. Las obras interactúan con los espacios de las galerías, creando una serie de encuentros que dan forma a una experiencia colectiva. Esto es resultado del interés de Gormley por el espacio interno, oscuro del cuerpo mismo y su relación con lo que lo rodea: el cuerpo como espacio y el cuerpo en el espacio. Las obras incluyen Iron Baby, de 1999, una escultura en acero fundido de un bebé recién nacido a escala real, Fruits of the Earth, de 1979, que parte de objetos naturales y artificiales envueltos en plomo, o Flesh, donde el propio cuerpo del autor deja su huella en bloques de concreto.

De la muestra, Laura Cumming escribió en The Guardian: “Expansivo, costoso, monumental, prolífico: el arte de Gormley se extiende por todo el mundo. Sus famosas formas corporales, basadas en su propio cuerpo alto y atlético, están estacionadas como vigilantes tontos en todas partes, emergiendo de la arena, el mar y el pavimento, contemplando la vista, dominando el paisaje. La reproducción siempre ha sido su modus operandi. Pero en esta retrospectiva, que se remonta a 40 años más o menos, se convierte en repetición. Mucho de lo que ves aquí equivale a repetir o la regurgitación de ideas pasadas.” Mientras que, también en The Guardian, Skye Sherwin escribió: “Este es un espectáculo realmente atractivo con un montón de arte que cautiva a la multitud que tiene como objetivo poner “en el centro de atención del visitante”, pero también subraya los puntos conflictivos de su proyecto. En una entrevista reciente, Gormley se lamentó de la menguada capacidad del arte de decir la verdad al poder. Aquí, él busca la épica para abordar el sueño de la Ilustración del progreso humano que dio origen a la Royal Academy.”